Este es un ratón (en apariencia) como todos los demás, solo que dentro de el esconde toda una sorpresa –como si fuera un canguro. Wallaby es un ratón con otro más pequeño dentro de él. Pensado para portátiles y para llevarse de viaje, el pequeño ratón es el cerebro del sistema y cuando se separa del mayor lo convierte en una carcasa sin mayor utilidad.

[Vía El Navegante]