Skip to Content

AOL Tech

El Ear Scope convierte tu higiene personal en diversión para toda la familia


Si hay un pasatiempo más gozosamente satisfactorio que meterse el dedo en la nariz, es introducir un bastoncito de algodón en las recónditas profundidades del canal auditivo, devolviéndolo al exterior con ese pedazo de cera grande como un guisante que estaba obstruyendo tu oído desde la semana pasada. El caso es que eso de limpiarte las orejas es una de las pocas labores de higiene personal que se pueden llevar a cabo mientras haces otras cosas, como bañarte, ver la tele o charlar por teléfono; pero si lo que de verdad quieres es entretenerte sin perforarte el tímpano, nada mejor que los nuevos Ear Scopes de Coden. La compañía japonesa ha creado una serie de aparatos que combinan un "apéndice de limpieza" con una cámara, para rascar las paredes del oído interno evitando que te desmontes la cadena de huesecillos por accidente. El modelo GXL incluye un visor para un único ojo como el de arriba, mientras que el GXL viene con una pantalla LCD con la que asombrar a tus amigos en torno a un cuento de palomitas y varias bolsas para los mareos.

Los cacharros parten desde los 16.800 yenes (110 euros/140 dólares), pero las horas de pr0n alternativo que podrás producir en la intimidad de tu cuarto de baño no tienen precio. Si por un caso alguno de vosotros pilla uno de estos, no dudéis en mandarnos vuestras capturas de pantalla; seleccionaremos las mejores instantáneas y les dedicaremos una galería especial.

[Via Plastic Bamboo]
[Artículo en inglés]


Galerías destacadas



Noticias AOL