Hasta el momento, la dependencia excesiva y sin demasiada cabeza en los navegadores han causado algún que otro percance, pero nunca un peligro tan serio y real como el vivió una joven británica a comienzos de mes, cuando envío su flamante Mercedes SL 500 río abajo confiando en su GPS antes que en las señales de tráfico. Por si las cosas no fueran del todo malas, el río bajaba con fuerza debido a las lluvias de los últimos días, y el caudal mandó al automóvil unos 200 metros río abajo antes de que la señora pudiera escapar. Aunque ella consiguió salir indemne, su Mercedes no tuvo tanta suerte, y tras una semana bajo las aguas parece que solo se podrá declarar como siniestro total.

[Vía The Register]
[Artículo en inglés]

0 COMENTARIOS

Una mujer se va con su Mercedes al río por seguir ciegamente al GPS