La Agencia Espacial Europea anunció esta semana que su robot de tres brazos, llamado afectuosamente Eurobot, ha finalizado su periodo de pruebas WET (básicamente, una simulación de cuasi-gravedad cero en una piscina), superándolo con nota. Los tres brazos del robot son similares en tamaño y fuerza a los de un cacho de carne ser humano, solo que en su caso, cuentan con siete articulaciones, lo que les permite realizar movimientos imposibles para una persona. Las pruebas, como te puedes imaginar, fueron llevadas a cabo para saber si Eurobot podía completar labores sencillas en el espacio, como mover herramientas y equipo, o sujetar objetos para los astronautas.

La Agencia espera que Eurobot llegue algún día a la Estación Espacial Internacional, donde ayudará a sus ocupantes a realizar las reparaciones que puedan surgir con mayor velocidad y seguridad. No hace falta decir que HAL ya está pensando en la forma para expulsarlo fuera de la nave.

[Vía New Scientist]
[Artículo en inglés]

0 COMENTARIOS

Eurobot pasa los tests de funcionamiento en condiciones de microgravedad