Los relojes Forerunner de Garmin no son los más cómodos del mundo, pero la compañía ha ido mejorando este aspecto con el tiempo, y el último hasta parece uno normal y corriente. Claro que para conseguir reducir su tamaño, han sacado con pinzas su GPS, aunque no por ello deja de tener funciones interesantes. Gracias a un interfaz inalámbrico, puede asociarse a un pulsómetro y/o un podómetro, de forma que siempre podrás saber tu número de pulsaciones, la velocidad a la que corres, los kilómetros que llevas acumulados y esa clase de cosas aparentemente necesarias para las personas que hacen ejercicio (a nosotros nos bastaría con que contara las porciones de pizza consumidas por hora). Después, la información recogida se sincroniza con tu PC empleando el adaptador USB USB ANT Stick (Bluetooth, suponemos) para que la puedas compartir con todo el mundo en la página de Garmin, si es que así lo deseas.

La compañía pondrá a la venta su nuevo Forerunner 50 en tres packs distintos durante el mes de octubre; el primero, solo con el pulsómetro, por 99 dólares (70 euros); el modelo con podómetro, por 149 dólares (110 euros); y una versión con ambos complementos, que estará disponible a un precio de 199 dólares (145 euros).

[Artículo en inglés]

Garmin presenta su reloj para deportistas Forerunner 50

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres