Está claro que no andamos faltos de robots capaces de sortear toda clase de obstáculos gracias a sus orugas, pero el Galileo emplea un método algo más creativo, adaptando la forma de sus cadenas en lugar de empujando a lo bruto. A juzgar por el informativo (y monótono) video del aparato en cuestión, esta criatura 'híbrida' cuenta con un par de ruedas además de con unas orugas flexibles a cada lado, que puede deformar para lograr el agarre necesario a la hora de tratar con escaleras, tochos o lo que se le ponga de por medio. Adicionalmente, es capaz de enviar información en directo gracias a una cámara instalada en su 'cola'; un apéndice un tanto especial sobre el cual puede apoyarse en caso de que necesite algo de ayuda. En fin, basta ya de palabrería, te dejamos con el vídeo a continuación.



[Vía SciFiTech]
[Artículo en inglés]

0 COMENTARIOS

Galileo es un auténtico robot todoterreno