Seguramente has podido escuchar toda clase de mitos sobre cómo arreglar un píxel vago o atascado, pero a juzgar por los comentarios del artículo que te enlazamos, existe la forma de evitar que tu monitor fallezca en un arrebato de ira. Lo primero que puedes intentar es estimular el píxel confundido con una aplicación Java gratuita, que bombardea la pantalla con varios colores para hacerle mover el culo. Si no surte efecto, puedes aplicar presión con suavidad sobre el píxel (procura usar un objeto romo), y en caso de que sigas igual, queda la posibilidad de utilizar alguna herramienta no afilada pero ligeramente puntiaguda, como pueda ser el capuchón de un bolígrafo.

Tampoco es que debas esperar un milagro de Navidad, pero si consigues reparar tu monitor o consola, puedes dejarnos un mensaje. Ah, y un minipunto para los valientes que se atrevan a usar el método acupunturil sobre la pantallla de una PSP.

[Artículo en inglés]

5 COMENTARIOS

Cómo arreglar tus píxeles vagos sin perder la cabeza
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)