Sí, es para derretirse. Cada uno de sus elementos está perfilado con sumo cuidado, los puertos ocultos son una belleza y el teclado iluminado pone la guinda en el pastel. Es ridículo lo poco que pesa, y el sistema multitacto es una delicia. Casi se le puede perdonar el hecho de que su batería no es reemplazable... Casi.

MacBook Air, primeras impresiones

Ver todas las fotos

17 FOTOS


[Artículo en inglés]

0 COMENTARIOS

Cara a cara con el MacBook Air