Desde un principio teníamos entendido que la fabricación del Tesla Roadster no iba a ser nada sencilla, pero las cosas se están volviendo un poquito más complicadas de lo esperado. En un inicio, Tesla contrató a Magna Powertrain USA por 5,6 millones de dólares para la fabricación de una transmisión de dos velocidades. Magna no cumplió con las fechas establecidas, por lo que Tesla canceló el contrato, y no pagó lo ofrecido. Debido a estos problemas, las primeras versiones del Roadster vendrán con una transmisión "temporal" de una velocidad, que será remplazada después. Aunque a simple vista parecería que Tesla tiene la razón, no sabemos los detalles del contrato, y ahora será un juez quien decida el futuro de ese dinero.

[Artículo en inglés]

0 COMENTARIOS

Tesla enjuiciada por no pagar al fabricante de la transmisión original del Roadster