Tras un largo culebrón de dimes y diretes, que finalmente ha acabado con una clara acusación de corrupción, Lee Kuh-hee, consejero delegado de la compañía e hijo del fundador de la compañía, ha optado por dimitir tras la acusación de evasión de impuestos. Lee afirmó, "Nosotros, incluido yo mismo, hemos perjudicado a la nación, y pido disculpas sinceramente por ello y asumo todas las responsabilidades, tanto legal como moralmente". También hace las maletas con él, Lee Hak-soo, su mano derecha, y por otro lado, tomará las riendas de la empresa Lee Soo-bin, consejero de Samsung Life Insurance, pese a que el puesto de consejero delegado quedará huérfano por el momento. Bueno, la herida queda cerrada Samsung, así que sigue sorprendiéndonos con nuevos lanzamientos.

[Artículo en inglés]

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres