Cuando no está ocupada fabricando aspiradoras automáticas, iRobot se gana el pan diseñando robots tácticos para organizaciones militares y civiles que puedan necesitar pequeñas máquinas capaces de cumplir labores demasiado arriesgadas para un ser humano. Este es el caso del Negotiator, un pequeño robot oruga que proporciona capacidades de reconocimiento a los departamentos de policía y bomberos que no puedan permitirse el gasto de un Packbot 510. El cacharro saldrá a la venta el último trimestre de este año por unos 15.000 dólares (9.700 euros al cambio), aunque el precio podría subir a 20.000 (13.000 euros) como te dé por añadir complementos como el detector de productos químicos.

Dentro del paquete estándar, derivado del Robot FX Negotiator (ni el nombre le han cambiado) se incluyen unas orugas especiales para subir escalones, una cámara de alta resolución y varios LED infrarrojos.

[Artículo en inglés]

0 COMENTARIOS

iRobot lanza su nuevo robot espía para entornos urbanos