Seguro que pensabas que la cámara digital de Hello Kitty era como para matar por ella, pero la gente de DARPA saca 20 cabezas de ventaja a los diseñadores de Sanrio. Su ARGUS-IS, de Autonomous Real-time Ground Ubiquitous Surveillance - Imaging System, es una cámara de vídeo de 1,8 gigapíxeles situada en la panza de un helicóptero robot A-160T Hummingbird, diseñada para capturar toda clase de vistas a gran altura (más de 4.500 metros) durante periodos de hasta 20 horas. Su estructura está compuesta por cuatro baterías de cámaras especializadas, cada una de ellas con 92 unidades de cinco megapíxeles.

Su velocidad de grabación es de 15 disparos por segundo, y puede inmortalizar enormes áreas con todo lujo de detalles; cada píxel en pantalla sólo representa 15 cm de terreno. Dado que la cantidad de información enviada por la cámara es imposible de manejar de una sola tacada, los técnicos a cargo de su control pueden definir hasta cinco ventanas de vídeo independientes dentro del encuadre, y trabajar a su gusto con las opciones de zoom. Por si esto no fuera suficiente, hasta es posible configurar ventanas para seguir objetos en pantalla de forma automática, como por ejemplo vehículos en movimiento, personas, o esa colilla que dejaste caer distraídamente al suelo mientras esperabas en el semáforo. Tienes una multa en camino.

[Artículo en inglés]

DARPA desarrolla una cámara de vigilancia aérea capaz de sacarte hasta los empastes (o casi)

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres