Skip to Content

AOL Tech

Dispensador de pañuelos de papel con cámara oculta - Ideal para celosos, desconfiados y pervertidos


Si hay algo que nunca dejará de sorprendernos, es la cantidad de formas en que la gente se las ingenia para esconder una cámara en los objetos más insospechados. La última de Brickhouse viene sutilmente escondida en un contenedor de pañuelos de papel, sin verse por ninguna parte gracias al uso de una cubierta oscura de plástico que disimula la lente al completo. El hardware del interior permite grabar vídeo a 720 x 480 utilizando una tarjeta SD (soporta hasta 16 GB), es programable por horas, incorpora detección de movimiento, y si baja la iluminación, cambia a blanco y negro para mejorar la nitidez.

Suena bastante bien, aunque los 600 dólares (440 euros al cambio) que piden por ella se nos antojan un tanto excesivos para lo que es... a menos, claro, que la veas como una "inversión".

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL