Algún día tendremos cortinas OLED en nuestras duchas, ya lo verás. Investigadores de la Universidad de Tokio han desarrollado un grupo de elementos OLED flexibles, capaces ser doblados y estirados sin romperse. El material debe su existencia a una capa de nanotubos de carbono cubiertos por un compuesto de goma fluorescente; una mezcla que resulta en un prototipo con 256 píxeles en 10 cm2 cuya propiedad más notable es aguantar hasta mil pliegues, obviamente, no sobre sí mismo.

Sus responsables publicarán todos los detalles sobre su nueva pantalla monocromo este mes en la revista científica Nature Materials, y con suerte, no nos quedaremos sin el correspondiente vídeo demostrativo.

[Artículo en inglés]

Científicos japoneses crean un gomoso prototipo OLED

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres