Más y más usuarios prescinden de los equipos de sobremesa en favor de los portátiles. Y al mismo tiempo, más y más usuarios se dan cuenta de que 12, 15 y hasta 17 pulgadas no son suficientes. Una solución es echar un cable a la tele y seguir trabajando como de costumbre, pero si buscas la máxima comodidad, tú lo que necesitas es una estación multipuerto como las dos últimas de Kensington.

Con un único cable USB, las K33926US (150 dólares) y K33930US (129 dólares) ofrecen salida de altavoces, cinco puertos USB adicionales y hasta una salida DVI/VGA, que en el caso de la K33926US está acompañada por un conector Ethernet. Casi nada. Lo más interesante puede que sea sin embargo su resolución. Así como otros productos por el estilo han de conformarse con resoluciones bastante paupérrimas (y por tanto poco apropiadas para trabajar en monitores grandes), la pareja de Kensington soporta hasta 2.048 x 1.152 píxeles en pantalla. Casi nada.

Por otro lado, y si buscas conectar hasta seis pantallas vía USB, el Universal Multi-Display Adapter hace exactamente eso, con la opción de usar puertos DVI-I, VGA o HDMI, estos dos últimos con el correspondiente adaptador. Su precio es de 80 dólares.

Kensington añade DisplayLink a sus "docks universales" USB