Skip to Content

AOL Tech

Eureka Aerospace mostraría su cañón EMP el mes que viene


Los marines de los Estados Unidos están especialmente entrenados para detener vehículos sospechosos cuando se aproximan excesivamente a un convoy militar. Generalmente la operación consiste en una ráfaga de disparos contra el motor con lo más efectivo que tengan a mano. La mayoría de las ocasiones funciona, pero te puedes imaginar el riesgo que corre el pobre desgraciado que a lo peor estaba pensando en el precio de los tomates en lugar de en el Humvee que tenía delante. Mejor por tanto si antes de disparar con la M2, lanzan un haz de ondas electromagnéticas para desactivar el vehículo en cuestión.

Boeing y Eureka Aerospace se encuentran trabajando precisamente en una de estas armas de disrupción electrónica, un cañón que podría ser instalado en transportes aéreos o terrestres sin demasiadas complicaciones y que inutilizaría casi cualquier automóvil a una distancia de 200 metros. La excepción está en aquellos fabricados antes de la segunda mitad de la década de los 70, cuando aún no se había extendido el uso de la electrónica para controlar los motores.

El cuerpo de marines dispondrá dentro de poco su propio prototipo de 25 kg financiado por el Pentágono, y suponemos que no tardarán en grabar el correspondiente vídeo para asombro del público; dice The Register que la primera demostración tendrá lugar el mes que viene. Hasta entonces, confórmate con el mini-reportaje de Popular Science que te dejamos tras el salto.



[Vía TheRegister]

Artículos relacionados



Galerías destacadas



Noticias AOL