Skip to Content

AOL Tech

Xbox 360 "Slim": Un completo repaso a lo nuevo de Microsoft

Presentada en el E3 de Los Ángeles, la nueva Xbox 360 con factor de forma reducido ha sido comidilla de muchos medios tras su inesperado (e inminente) lanzamiento. Con un diseño con el que consigue más seriedad y nuevos cambios a nivel de hardware, Microsoft intenta extender aún más la vida de su plataforma para acercarse, suponemos, a las cifras que ya maneja su competencia. ¿Lo conseguirá?

Sin lugar a dudas, otra de las cuestiones que el usuario final se plantea en estos momentos es si verdaderamente podemos justificar la compra de este nuevo modelo aún teniendo una Xbox 360 en su poder. ¿Son tan importantes esos cambios? ¿De verdad es tan pequeña como la pintan? ¿Qué es eso de que está preparada para Kinect? Vamos a intentar responder a cada una de tus dudas, así que ponte cómodo y empecemos.


- Diseño

El principal punto a destacar es sin duda su nuevo diseño. Hemos pasado del negro/blanco mate a un negro con brillo, bordes plateados y un corte en los laterales que engaña a la vista y la hace parecer aún más delgada. Ahora el frontal no es extraíble, pero así evitamos colocar cualquier tipo de carcasa personalizable cuyo único fin no sería otro que el de destrozar la nueva imagen. De todas formas, ya sabemos que la Dremel puede con todo, así que los amantes del modding no deben de estar muy preocupados con este asunto.

Se han mejorado todas las zonas en las que el usuario interactuaba, desde la entrada de puertos USB frontal hasta la botonera de encendido y apertura de bandeja. En el primer caso, una nueva tapa replegable aparenta ser más resistente que la anterior, ya que como algunos sabrán, un par de aperturas bastaban para que el muelle interno pasara a mejor vida. A su lado encontramos ahora el switch de conexión de mandos, antes situado junto a las desaparecidas ranuras de memoria y que sigue teniendo la misma función.


Los nuevos botones de encendido y apertura de bandeja incorporan ahora un sensor óptico con el que poder encender la consola con sólo rozar la zona. Dicha acción viene acompañada de un pitido de justa intensidad que no llegará a molestar (teniendo en cuenta que han mejorado en ruido, eso sería el colmo).

También hay detalles muy cuidados como el acceso al disco duro que, recordemos, es extraíble. Situado en la rejilla inferior, un muelle perfectamente camuflado nos permitirá retirar la tapadera que oculta la zona del disco duro. Este componente a su vez ofrece un tirador de tela con el que podremos accionar un sencillo mecanismo que actúa de seguro y además ayudará a la extracción de la unidad.

Aunque ya existía en el mercado un controlador negro, en esta ocasión han decidido incluir un par de cambios que sirvan para diferenciarlos (cosas de la exclusividad). El botón guía ahora es de color plateado brillante en lugar del plata mate que aparecía en el modelo Elite, al igual que la zona más baja, que pasa a ser de color negro con brillo. El resto sigue igual, misma botonera y mismos colores.

- Hardware


Verdaderamente, antes que el nuevo diseño o la compatibilidad con Kinect, el punto más importante de esta nueva Xbox 360 es su procesador. Gracias a su proceso de fabricación de 45nm se ha conseguido unificar CPU y GPU en un mismo chipset, reduciendo de esta forma el espacio en placa, disipadores utilizados y, como no, temperatura interna. Y es que el calor generado por la consola ahora se extrae con un único ventilador de 10 centímetros que impresiona con su escaso nivel de ruido.

Como bien decíamos antes, las dos ranuras de tarjetas han pasado a mejor vida, y en su lugar se han incluido dos puertos USB más en la zona trasera. Esta decisión era un movimiento más que previsible, ya que como seguro recordarás, el fabricante decidió ofrecer compatibilidad con dispositivos de almacenamiento USB de terceros. Una muerte anunciada.

Otra de las novedades llega con el adaptador WiFi, esta vez integrado, pero que, al contrario que el modelo externo, sólo ofrece soporte para bandas de 2,4 GHz en esta nueva Xbox 360. En las pruebas realizadas no ha presentado ningún problema, nada más encender la consola hemos podido descargar nuestro perfil de Xbox Live! a la primera.

- Tamaño y comparación con el modelo actual


Cuando Don Mattrick mostró al mundo la nueva Xbox 360 parecía realmente pequeña. Y decimos parecía porque probablemente tú también digas eso de "¡pues no es tan pequeña!" cuando la veas en directo. Han reducido dimensiones, eso no lo niega nadie, los números hablan por sí solos y si la cinta métrica dice que el modelo black glossy es 4 centímetros más baja, lo es y no hay nada más que hablar. Ahora bien, no creas que sustituyendo tu consola actual por esta vas a conseguir ese hueco que te faltaba en la salita para el amplificador 5.1.

Las diferencias de tamaño son las siguientes:
  • 2,5 centímetros más baja respecto a una Xbox Arcade sin disco duro y 4 centímetros más baja que una Xbox Elite con disco duro.
  • 1 centímetro más delgada.
  • Casi 1 centímetro más profunda que el modelo actual.

El tamaño también se ha visto afectado en la fuente de alimentación externa, más pequeña y ligera que la anterior. Es 4 centímetros más corta que la original y algo menos de un centímetro más baja y ancha. Al igual que la consola, esta fuente de alimentación es negra, aunque no presenta el acabado brillante, posiblemente debido a lo mal que tratamos este tipo de componentes (detrás del mueble y si se tiene que pisar, se pisa).


- Conexiones


No hay que dedicar demasiado tiempo para saber que el nuevo modelo ofrece un panel trasero de conexiones más completo que el actual. Las novedades llegan con la incorporación de salida S/PDIF integrada, el nuevo conector de alimentación, el puerto para Kinect y los anteriormente comentados puertos USB.

Pero centrémonos en ese puerto señalado con el color naranja, una conexión que se asemeja a un ExtUSB y que alimentará directamente al nuevo periférico de Microsoft. ¿Qué pasará con las consola actuales? Pues básicamente tendrán que alimentar el Kinect con un adaptador de corriente externo además de conectarlo al puerto USB correspondiente. Ya veremos si mediante algún cable especial en Y, o con conexión de corriente directa en el periférico. Sea una cosa u otra, esperemos que todo venga incluido en el paquete de los 149 dólares, y no tengamos que adquirir el clásico "Kit de conexión" extra.

- Ruido y rendimiento


Esta es una de las nuevas mejoras introducidas que Microsoft se ha encargado de repetir una y otra vez. La nueva Xbox 360 es más silenciosa, es cierto, pero debemos de aclarar que eso sólo es posible estando en reposo o sin hacer uso de la unidad DVD. Según las pruebas realizadas, mientras estemos navegado por el menú o jugando a juegos desde el disco duro, esta versión es muchísimo más silenciosa que la actual. Eso sí, en el momento que introduzcamos un DVD, la velocidad de giro del lector se encargará de igualar los decibelios. Hemos querido mostrarte nuestras impresiones con un sencillo programa medidor de dB para el iPad. Es evidente que las cifras obtenidas no se pueden comparar con un equipo profesional dedicado únicamente a esa función, pero no cabe duda que nuestro método nos sirve de referencia.


Por otro lado hemos querido también comprobar si existe algún tipo de mejora en el disco duro, y para ello hemos volcado el juego FIFA 10 a la memoria interna para comprobar los tiempos que necesitaba cada modelo. El resultado ha sido exactamente el mismo (en la Slim tardamos en iniciar el cronómetro algo más de 1 segundo), por lo que al menos en lo que a velocidad de escritura lector DVD > HDD respecta, no hemos encontrado ninguna diferencia.


- Conclusiones


¿Es la Xbox 360 Slim tu consola? Si actualmente posees una, adquirir el nuevo modelo no va a mejorar tu experiencia en el juego. Se trata de una versión que viene reforzada para los nuevos usuarios, así que a no ser que seas un coleccionista, la compra de este modelo negro brillante de 250 euros no sería más que un capricho. En el caso que tu configuración actual no disponga de disco duro y adaptador inalámbrico, actualizarla hasta los 250 GB y con WiFi N costaría unos 180 euros (hablamos de accesorios originales). Sigue siendo más barato que una de las nuevas, pero esa diferencia de 70 euros muchos la mirarán de otra forma. Aún así, seguiría estando catalogada como capricho.

Es más pequeña y hace menos ruido, cierto, pero en su justa medida. Tanto el tamaño como la sonoridad se han visto rebajados, pero no lo suficientes para estar ante un cambio revolucionario. Aún así, el diseño es muy acertado, aspecto con el que probablemente no haya discusión entre el gremio de jugones.

¿Alta definición? Microsoft sigue sin incluir un cable HDMI en el paquete de la consola y, lo que es peor aún, seguimos con la unidad DVD como soporte de lectura. No necesitamos que los juegos vengan en Blu-ray, simplemente creemos que ya es hora de tener un lector que permita disfrutar de la alta definición con las películas del láser azul. Una lástima que el puerto HDMI que ofrece la consola se haya quedado en la versión 1.3, un detalle que nos resulta bastante llamativo, ya que deja el interrogante de si verdaderamente el 3D llegará a la consola de Redmond.

¿Compra asegurada? Dependerá de ti y tu balanza entre necesidad y darse el capricho.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL