No se puede decir que Viliv sea de las que siempre llegan tarde, pero tampoco se ha dado especial prisa en colocar su último cacharro en el mercado: siete eternos meses han transcurrido desde la presentación en sociedad del UMPC N5 y obviamente no han faltado voluntarios deseosos de curiosear sus prestaciones. Este equipo con tamaño de cartera cuenta con unas especificaciones que parecen llegar algunos meses tarde a la fiesta, como pueden ser su procesador Atom Z520 a 1,3 GHz, un solitario GB de memoria RAM o su almacenamiento SSD de 32 GB. A pesar de ello, quienes han tenido ocasión de verlo funcionando con Windows 7 coinciden en que su rendimiento es bueno, siendo capaz de reproducir vídeos a 720p e incluso 1080 sin que a su pantalla WSVGA de 4,8" le tiemble el pulso. Se dice también que la calidad de sus materiales es espléndida, su trackpad es una digna alternativa al ratón convencional y que su conectividad 3G es fácil de activar (complementando a su Bluetooth y WiFi b/g). Por desgracia, todavía no se sabe a ciencia cierta cuánto piensa pedir el fabricante por esta miniatura cuanto aterrice definitivamente en las tiendas en un futuro no muy lejano.

Viliv N5 sometido a la opinión de los expertos