Ya está, se acabó. La humanidad no se extinguirá con el último suspiro que escape de nuestra garganta mientras es aplastada por una fría mano de metal, sino en un charco de vómitos y con los grandes éxitos de Chayanne sonando de fondo. Una imagen estremecedora a la que nos acerca Willow Garage con su nuevo camarero doméstico PR2, que a diferencia de otros no se conforma con acercarte el alcohol a la silla, sino que hasta puede abrir tus cervezas para que ni siquiera tengas que esforzarte en eso. Es más, estamos convencidos de que si se lo pides educadamente, incluso podría poner el botellín en tus labios e inclinarlo mientras engordas cual pato para hacer foie gras.

Hemos visto el futuro, y es tan seductor como terrorífico.


6 COMENTARIOS

PR2 nos avanza un futuro de blogueros felizmente alcoholizados
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)