Se está celebrando estos días la FIA (no la Federación que amaña constantemente las carreras de Fórmula 1, sino la Farnborough International Air Show), en esta pequeña ciudad cercana a Londres. Allí se ha presentado la Boeing CST-100, una capsula espacial diseñada por el gigante aeronáutico para llevar tripulantes hasta la Estación Espacial Internacional.

La cabina CST-100 (Crew Space Transportation-100) está diseñada en homenaje al clásico Apolo 14 que viajó a la Luna en las décadas de los 60 y 70 del pasado siglo, pero con un tamaño mucho mayor capaz de albergar hasta siete tripulantes.

Cuando esté terminada, la cápsula podrá permanecer acoplada a una estación espacial en órbita hasta siete meses, y para su refreso a la Tierra estará protegida por un escudo térmico especial. Cada nave podrá volar diez veces antes de ser retirada y sustituida por una nueva.

Si disponen de la financiación necesaria, Boeing lanzará el primer CCT-100 desde Florida en el año 2014, siendo por ahora la NASA y la empresa constructora Bigelow Aerospace, los primeros clientes dispuestos a darle uso.

¿Te apetece una excursión para ver cosas que jamás creeríamos, como atacar naves en llamas más allá de Orión, o Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser? Esperemos que el dinero que cueste hacer este viaje no se nos pierda del bolsillo como lágrimas en la lluvia...

%Gallery-98089%

CST-100: Boeing presenta su propuesta para el turismo espacial