¿Eres de los que se compra todos los gadgets del mismo color? Si el tuyo es el blanco, está claro que la nueva Xbox 360 Slim te la ha jugado, ya que como bien sabrás, Microsoft decidió dejar el inmaculado diseño del modelo anterior para pasar a un negro con brillo que, todo sea dicho, resulta muy elegante. Aun así hay usuarios como este que te mostramos hoy que echan de menos a la blanquita, así que sin pensárselo demasiado, se ha puesto manos a la obra con la nueva Slim hasta devolverle el tan deseado color original. Como puedes ver en la imagen que encabeza el artículo, el resultado es impecable, así que si el arte de spary no se te da demasiado mal, puede que hasta tú mismo puedas hacerlo. Eso sí, desmonta la carcasa, hazlo pieza a pieza y ten mucha, repetimos, mucha, paciencia. Puedes ver más imágenes del trabajo en el enlace de lectura.

Xbox 360 Slim blanca: Si Microsoft no lo hace, píntala