Las atolondradas cabecitas de DARPA ya pueden ir pensando en encontrar una buena firma de relaciones públicas, porque van a pasarlas canutas tratando de explicar su última ocurrencia sin quedar como una pandilla de locos enfundados en batas blancas. Y si no, a ver cómo puedes suavizar la idea de que la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa está financiando un estudio que contempla el uso de dispositivos transcraneales con el propósito de manipular las funciones cerebrales de los soldados.

El sistema, cuyo estudio se está realizando en la Universidad Estatal de Arizona, utiliza dispositivos de ultrasonidos que podrían ser utilizados desde el casco para estimular distintas regiones del cerebro, permitiéndoles reducir sus niveles de estrés fuera de combate, y aumentando la atención durante las guardias. Es más, hasta se habla de reducir el dolor de las heridas sin el uso de calmantes, e incluso de la posibilidad de usar los ultrasonidos para reducir daños por tumefacción cerebral, y todo ello sin técnicas invasivas como la implantación de electrodos.

Por supuesto, hoy día el ejército de Estados Unidos (entre otros) ya relaja a sus soldados y aumenta su percepción durante periodos de alta tensión mediante el uso de fármacos, pero suponemos que hablar al público de los beneficios de dispositivos de "control mental" como este puede ser un poco más difícil...

[Foto: DVIDSHUB, CC 2.0]

DARPA trabaja en cascos militares con "control mental" mediante ultrasonidos

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres