Ponte en situación: vives a pie de calle, te encanta la luz natural por la ventana, pero estás harto de ser el entretenimiento de los improvisados transeúntes. Pues bien, la tecnología, una vez más, llega al rescate. El artífice del invento es un manitas llamado Niklas Roy, y su creación consiste en una cortina que 've' a los peatones que pasan por la calle y les fastidia la visión colocándose tapando justo lo que queda a la altura del cotilla. La cosa tiene su gracia. No te pierdas el vídeo que viene un poco más abajo y sobre todo, la cara de sorpresa que pone la gente al ver la cortina a su aire.



[Vía Slashgear]
[Vídeo en YouTube]

Cortina robotizada: implacable con los cotillas (vídeo)