Hace un par de años era imposible imaginarse 300GB de almacenamiento SSD listos para ser instalados en nuestro ordenador, sin embargo, ahora el único requerimiento técnico es contar con una ranura PCI Express, que podrá ser aprovechada por la tarjeta WarpDrive SLP-300 de LSI. Este monstruo ofrece 240.000 IOPS (operaciones de entrada y salida por segundo), que según el fabricante, equivalen a tener a 400 discos duros normales instalados en un rack. Seguramente sólo te bastaba saber eso para invertir 11.500 dólares y poner a buen uso a esta memoria SSD (no te creas, eso es sólo sarcasmo, y además, recomiendan usar esta tarjeta en servidores, no tu PC).

WarpDrive SSD de LSI a tu alcance... por 11.500 dólares