Quizá te preguntes cómo está funcionando la combinación del interfaz SATA 6Gbps y su controlador Marvell con los últimos SSD de Intel. Pues muy bien: comparado con el rapidísimo Vertex 3 de OCZ, el SSD 510 de 250GB de Intel sabe defenderse, e incluso se pone por delante en algunas situaciones. La utilización de los chips de Marvell ha mejorado el rendimiento secuencial, en detrimento de las velocidades de lectura aleatorias – estas últimas más útiles a priori en el uso diario. Pese a su precio, 584 dólares/417 euros, esta unidad se define como una de las mejores opciones para los consumidores más exigentes, y aumenta la expectación hacia los próximos dispositivos de almacenamiento de 25nm de Intel, aún por llegar. Como dicen en AnandTech: "Esta generación de SSD no sólo usará todo el ancho de banda del SATA 6Gbps, sino que los necesitará para poder funcionar".

Leer - AnandTech
Leer - PC Perspective

Intel SSD 510 Series se enfrenta a los primeros análisis

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres