Desde su anuncio, hace casi un año, la Nintendo 3DS nos asombró con la simple idea de ofrecer imágenes tridimensionales sin lentes especiales en una consola portátil. En el transcurso del tiempo hemos visto varios productos con tecnología 3D autoestereoscópica, pero ninguno nos ha atraído como para pensar en una compra obligada. Ahora es el turno de la 3DS, que por unos 250 dólares/euros pretende conquistar el mundo de los videojuegos como ya lo hizo en su día la Game Boy. Tuvimos la oportunidad de pasar varios días con una 3DS japonesa en nuestras manos, y después del salto podrás leer sobre nuestra experiencia.
Galería | 37 Fotos

Análisis de la Nintendo 3DS


Hardware

La unidad que conseguimos, gracias a nuestros compañeros de Engadget en japonés, es de color "Aqua Blue". Lo extraño es que de "Blue" no tiene nada, porque su color es más verde que azul. En todo caso, y como hacemos con todo gadget que pasa por nuestras garras, el primer paso es echar una mirada al exterior para memorizarnos sin perder tiempo la ubicación de todos y cada uno de los botones, enchufes e interruptores.



Como viste en el video, la consola está hecha totalmente de plástico. No podemos decir que su cuerpo, incluida la bisagra, se sienta muy sólido, pero al menos parece ser los suficientemente fuerte como para resistir un maltrato moderado. El plástico de la parte superior tiene bordes transparentes que le otorgan cierta elegancia, que a su vez contrasta con los colores de plástico barato de las otras dos secciones. De todas maneras, el diseño general es compacto y no muy forzado. Eso sí, hasta para nuestras pequeñas manos la consola resultó incómoda en algunos momentos, por lo que se nos hace imposible sugerir su uso para gente con manos grandes.
Galería | 61 Fotos

Nintendo 3DS: Análisis profundo de la portátil tridimensional



Especificaciones técnicas


La nueva consola portátil de Nintendo incluye dos importantes componentes de dispositivos modernos: acelerómetro y giroscopio. Esas opciones están disponibles para que los desarrolladores las usen dependiendo de la necesidad, y según pudimos ver, son especialmente útiles en juegos de realidad aumentada, en conjunto con las cámaras. El problema es que al usar la pantalla con efecto 3D y un juego de realidad aumentada que use la cámara, el usuario debe moverse, y como explicaremos más abajo, la pantalla requiere que te quedes quieto para ver el efecto 3D.

Los altavoces son claros y emiten buen volumen. Esto no quiere decir que sean ideales para música, ni mucho menos, pero resultan adecuados dentro del segmento portátil.
Nuestra consola vino con una tarjeta SD de 2GB, que es suficiente como para grabar información (como fotos) y juegos descargados de la tienda online de Nintendo (aunque esa opción no pudimos probar). En la parte trasera se encuentra la ranura para juegos. Por cierto, los cartuchos de la 3DS tienen una pequeña protuberancia para evitar que sea conectados a una DS convencional. Esta limitación no es un simple inconveniente sin sentido, porque aún recortando esa salida, los juegos no funcionan en la vieja consola.
Galería | 19 Fotos

Cara a cara con la Nintendo 3DS



Pero... ¿cómo se siente en las manos?

La respuesta es sencilla: muy bien. Nos agrada ver que la bisagra principal se ajusta a la pantalla 3D en la inclinación ideal (unos 180 grados). El tamaño de la consola es similar al de la DSi (un poquito más grande que la DS Lite), y el plástico de la carcasa parece resistente, al igual que la tapa que cierra la ranura de la tarjeta SD.
Los botones internos son cómodos y ofrecen una buena resistencia. La cruceta funciona sin problema, y sin novedad. Lo interesante es la pequeña palanca analógica, que es bastante baja, pero incluye un centro cóncavo para comodidad. La respuesta de este nuevo mando es rápida y efectiva. En muchos juegos la cruceta y la palanca funcionan para lo mismo, por lo que el usuario tiene la opción de escoger el que más se acomode a su forma de juego. Nosotros usamos la cruceta para juegos que requieren movimientos rápidos y no muy cuidadosos (como Street Fighter), dejando el stick para situaciones de mayor precisión, como las que se dan en los títulos de carreras.
Si algún problema vimos en los botones tiene que ver con los de seleccionar, Home e inicio. Estos botones dan la impresión de funcionar como la pantalla táctil, pero en realidad son mecánicos. No muestran ningún tipo de relieve, por lo que hay que tener cuidado para no pulsar el equivocado. En todo caso, el problema es mínimo y no representa una gran preocupación.

Los controles deslizables funcionan sin problema, y en especial el de nivel de 3D, que hace que la pantalla reaccione de inmediato al cambio de vista entre 2D y 3D.

El micrófono puede ser usado con una aplicación que permite el envío de recordatorios, y seguramente dibujará alguna sonrisa si dejas mensajes para tus hijos o sobrinos.
Galería | 7 Fotos

Nintendo 3DS frente a la DS Lite



Las pantallas


No cabe duda que lo más importante de la 3DS es la novedosa pantalla 3D que no requiere de lentes. Esta pantalla de 3,5 pulgadas y resolución 800x240 es de excelente calidad, sea con imágenes 2D o 3D. La sensación de profundidad es posible porque muestra dos imágenes distintas para los ojos, una para cada uno; lo que quiere decir que la resolución en realidad es de 400x240. La palanca lateral deslizable crea un efecto que parece alejar a una pantalla externa de una interna, aumentando la profundidad al moverla hacia arriba, y lo opuesto hacia abajo, hasta terminar en 2D común y corriente.

Toma unos segundos para que los ojos se acostumbren al efecto 3D, y gente a la que mostramos la consola se quejó de mareos y mucha incomodidad. En nuestro caso la experiencia fue totalmente placentera al ubicar la pantalla a unos 25cm de los ojos, con la condición de que la consola no sea movida mientras jugamos, alineando el centro de la pantalla con nuestra nariz. El uso de la pantalla 3D no presentó problemas al estar sentados en un lugar fijo; sin embargo, la experiencia es totalmente distinta si intentamos jugar en un vehículo en movimiento, porque se pierde con facilidad la ubicación con nuestros ojos y todo se vuelve muy borroso. La solución está en mover el control de graduación 3D lateral a un nivel más cercano al 2D.

Los juegos de DS funcionan solamente en 2D, porque cada juego debe ser desarrollado específicamente para mostrar 3D. Al usar juegos de la DS, la pantalla muestra secciones negras, que son casi imperceptibles debido a que el marco, que tiene los altavoces, es igualmente negro.

Accesorios





Recarga y Batería

Seguramente ya has escuchado las quejas sobre la vida de la batería por cada recarga. Es triste descubrir que estas críticas son reales, porque esa batería de 1.300mAh, que es más grande que la de la DS Lite, sencillamente no es suficiente. En nuestro caso la batería duró un poco más de 3 horas por recarga - con WiFi activado -. Al desactivar la conectividad inalámbrica conseguimos unos 30 minutos de juego adicionales, que sigue sin ser bastante. Si a esto le añadimos que el conector no es USB, puedes entender nuestra decepción al saber que no podrá ser conectada a cualquier puerto o adaptador, sino solamente a una toma de corriente convencional.
Incluida con la consola se obtiene una base de recarga; seguramente para que eso de conectar a la 3DS a la electricidad cada 3 horas no sea algo tan traumatizante. La base funciona sin complicaciones, y es que recarga la batería con un par de simples conectores. En un inicio se pensó que esto tendría que ver con recarga por inducción, pero no hay tal cosa. El peso de la consola hace que los conectores se ubiquen en el lugar indicado, sin complicación.

Las Cámaras


La 3DS tiene un total de tres cámaras: dos en la parte de arriba de la tapa, y una adentro. Cada una puede tomar fotos con una resolución 640x480, así que no esperes conservar tus mejores recuerdos con la nitidez de una compacta (o de un smartphone moderno). Es cierto que la 3DS no es más que una consola de juegos, pero esperábamos una cámara mínimamente comparable a las de nuestros teléfonos.

La calidad de las fotos 3D es igual de mala que la de las 2D. Las cámaras de la consola son muy sensibles a las circunstancias ambientales, y el color de las imágenes resulta pobre independientemente de que haya mucha o poca luz.

Las fotos 2D se almacenan en formato JPEG, mientras que las 3D son .MOP. El dispositivo viene con una aplicación de dibujo, que permite hacer pequeños garabatos con resolución 320x216, que son grabados como archivos JPEG.
Galería | 4 Fotos

Fotos tomadas con la cámara de la 3DS


El Software

El sistema operativo de la Nintendo 3DS es simple y carga rápidamente. La organización de los iconos para acceso a aplicaciones nos recuerda mucho a la Wii, y permite cierto nivel de personalización. Las aplicaciones se ejecutan pulsando la pantalla táctil, sea con el stylus o con los dedos.

Veamos un video que explica mejor su funcionamiento:



Tuvimos la oportunidad de probar cinco juegos distintos con la nueva consola: Face Raiders, Ridge Racer 3D, Super Street Fighter IV: 3D Edition, Samurai Warriors: Chronicles y Winning Eleven 3D Soccer. El nivel de 3D fue distinto en cada juego y comprobamos que la sensación de profundidad no tiene ninguna relación con el nivel de diversión. Es muy entretenido y emocionante poder jugar en 3D, pero las dimensiones y la diversión de los títulos no están relacionadas entre sí.

Eso sí, la experiencia al jugar en 3D es distinta a lo que estamos acostumbrados, y nos permite enfocarnos en diferentes aspectos del juego con mayor facilidad. Además, si tomamos en cuenta que nuestros rápidos ordenadores no son capaces de ofrecer todavía una experiencia como la de la 3DS, el atractivo de la consola aumenta considerablemente.

Precio y Disponibilidad

La 3DS ya salió a la venta en Japón, con un precio de 35.000 yenes (315 dólares/225 euros), y estará disponible en Europa el 25 de marzo por 250 euros, y en EEUU el 27 de marzo por 250 dólares.

Conclusión


Nuestra experiencia con la 3DS fue totalmente satisfactoria. Si bien las cámaras son de pésima calidad, y el precio es un poco elevado, no se puede negar que nos encontramos ante una máquina de gran potencial. Es difícil expresar lo que se siente jugar en su pantalla 3D, por lo que te recomendamos ir a alguna tienda y probarlo por ti mismo. No podemos ignorar las quejas de mareos e incomodidad al jugar en tres dimensiones, pero a esto hay que decir que ninguna de esas quejas es nuestra, porque para nosotros todo funcionó muy bien (no sabemos si el hecho de que nuestros amigos usen lentes correctoras tenga algo que ver con sus críticas).

Aún ignorando la pantalla 3D, que es la tecnología más importante de este gadget, podemos decir que Nintendo ha creado nuevamente un producto sólido y que satisfará a sus seguidores. El nuevo mando analógico nos ofrece una experiencia novedosa, y la velocidad de sus componentes permite que nos enfoquemos más en el juego y menos en el hardware usado para mostrarlos.

No vamos a decir que la 3DS sea la consola perfecta, y peor aún tomando en cuenta los problemas con la batería. Lo que sí podemos afirmar es que es un salto hacia adelante en el segmento. Nintendo es una de las compañías que más ha innovado con sus consolas, y en este caso no se queda atrás. Insistimos que antes de adquirir la 3DS pruebes la pantalla para asegurarte de no tener problemas con esta tecnología, y también verificar que el tamaño de la máquina es o no adecuado al de tus manos. Con esas dos condiciones cumplidas, podemos imaginar que la 3DS te mantendrá entretenido durante muchas horas (bueno, las que permita la batería), porque Nintendo de verdad ofrece algo innovador y divertido. Este no es el punto final, porque la palabra ahora la tienen los desarrolladores, que son quienes tienen que ofrecer títulos que de verdad expriman las características 3D y mantengan a la gente ocupada por varios años.

Nintendo 3DS: Análisis entre juego y juego