Aunque su protagonismo peligra seriamente con la aparición del Siliceno, es evidente que al Grafeno todavía le queda mucho recorrido por hacer. Y es que los investigadores, además de buscarle funciones en las baterías y procesadores, ahora piensan incluirlo en componentes electrónicos enfocado a las redes, de forma que se podría conseguir moduladores con conexiones de fibra óptica que traspasarían la información muchísimo más rápido que con la tecnología actual (se estima que se podrían alcanzar los 500 GHz frente al 1 GHz actual). De esta forma, la marca de los 100 terabits se superaría en un abrir y cerrar de ojos, así que ya sólo nos queda esperar a su comercialización y que nuestro proveedor habitual sepa distribuirlo sin abusar demasiado con el precio de su conexión.

3 COMENTARIOS

El grafeno ahora usado en redes de fibra óptica: Navegando a la velocidad de la luz
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)