La Fuerza Aérea estadounidense tiene en mente nuevas y sofisticadas aplicaciones con las que sacar partido al reconocimiento facial. El truco sería posible gracias al uso de una nueva tecnología de cámaras, capaces de identificar y rastrear posibles enemigos desde una gran distancia (aunque por el momento no hay detalles sobre cuántos metros tendría su alcance) con solo unos cuantos segundos de grabación. Photon-X Inc. se está encargando del desarrollo de un sensor que combina medidas espaciales con láseres e infrarrojos, que daría origen a una especie de bio-firma que no sólo reconoce características faciales, sino también movimientos musculares que son únicos de cada individuo. Esta tecnología también podría usarse para hacer que diversos sistemas identifiquen vehículos enemigos e incluso integrarse en robots para mejorar su navegación o la identificación de objetos. La historia no acaba ahí, ya que además sus creadores están tan convencidos de sus posibilidades que incluso prevén variantes que garanticen la seguridad en garanticen la seguridad por ejemplo en bancos, al vigilar cualquier actividad sospechosa.

[Vía Wired]

Leer - Imagen 3D biométrica de Photon-X
Leer - Departamento de defensa de EEUU

1 COMENTARIO

La Fuerza Aérea estadounidense prepara un sensor con reconocimiento facial de larga distancia
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)