Hay pocas cosas tan ciertas como que la necesidad es la madre de la ciencia, y Fukushima, donde han vivido mejores tiempos, se está convirtiendo en improvisado centro de pruebas para todo tipo de autómatas de rescate y desescombro. La crisis nuclear desatada por el tsunami del 11 de marzo ha agudizado el ingenio de los técnicos a cargo de la reparación de Fukushima I, y si la última vez que hablamos de la localidad japonesa fue para contarte que varios organismos públicos habían desarrollado robots protegidos para trabajar en entornos extremadamente radiactivos, hoy tenemos un curioso autómata diseñado por TEPCO para retirar el tóxico polvo que se acumula en las inmediaciones del reactor. El ingenio en cuestión no es otra cosa que una aspiradora industrial montada sobre el Warrior, el autómata más resistente del catálogo de iRobot, y en estos momentos se encuentra abriendo paso a los operarios para reducir su exposición a la radiación.

No te pierdas tras el salto el vídeo de la Roomba MacGyver trabajando en solitario.

TEPCO usa un robot-aspiradora para retirar polvo radiactivo en Fukushima

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

1 Comentario

Filtrar por:
Turok

Pues trabajo tiene...

Ya de paso cuando acaben que se pase por mi casa.

10/07/2011 2:05 AM Reportar abuso rate up rate down Responder