Ahora que ya conocemos todos los detalles de la pareja formada por los Sony S1 y S2... ¿qué te parece si empezamos a familiarizarnos con este par de inusuales slates? Está claro que Sony apuesta por llamar la atención del público no sólo por prestaciones o hardware, sino también por diseño, y lo cierto es que son ambos tan singulares que cuesta señalar uno en concreto. ¿Te parece entonces si empezamos el repaso Honeycomb+Tegra 2 por orden numérico?

Sony S1, bajo el objetivo

Ver todas las fotos

8 FOTOS


Sony S2, ante nuestra cámara

Ver todas las fotos

11 FOTOS


El peculiar S1, diseñado para imitar el aspecto de una revista plegada, es el modelo más convencional de esta inusual pareja, destacando por su inesperada ergonomía. Su ligera curvatura hace que sea sencillo sujetarlo con una única mano, y si quisieras usarla sobre una mesa, la inclinación de su pantalla de 9,4 pulgadas y 1280x768 píxeles ayuda a mejorar el ángulo de visión.


Aunque pesa tan poco que realmente no te verás obligado a buscar un sitio para dejarla reposando, como es habitual en muchos modelos más convencionales (léase: incómodos) y pesados. El texturado de la parte trasera también ayuda a mejorar la sensación de seguridad al sujetarla con una de tus manos. Queda por ver qué tal rinde la pantalla con luz natural, y no en lugar de una oficina llena de fluorescentes, así como el rendimiento con archivos introducidos por el propio usuario (aunque su procesador no debería darnos ningún susto).


Pasando al S2, no podemos comenzar de otra forma que no sea manifestando nuestro asombro ante su diseño. Aunque Sony ha experimentado en el pasado con hardware de tipo plegable y los dispositivos Android de doble pantalla no son exactamente nuevos, el uso de un diseño exterior redondeado para proteger su doble panel de 5,5 pulgadas y 1024 x 480 píxeles hacen del S2 un producto especial incluso a pesar de la competencia. Lamentablemente Sony no ha podido marcar distancias con el Kyocera Echo, dejando rodeadas las pantallas del S2 por un gran marco de color negro.


Es interesante el detalle de que Sony ha dejado Honeycomb visualmente tal cual, aunque incorpora pequeñas mejoras como Quick View, que si así lo desea el usuario carga las imágenes de los sitios webs antes del javascript para dar la impresión de que las páginas cargan a mayor velocidad. Otra novedad interesante es Quick Touch Panel, que según Sony usa un algoritmo para analizar los gestos de los dedos y mejorar la respuesta del tablet (que de forma natural ya es bastante rápida).


No podría terminar esta brevísima toma de contacto sin indicar que tanto el S1 como el S2 cuentan con certificación PlayStation, lo que significa que se pueden conectar a la tienda de juegos ad hoc para matar las horas con Crash Bandicoot o cualquiera de los numerosos clásicos de PSX disponibles.

Podremos ofrecerte muchos más detalles dentro de poco. Permanece atento.

Sony S1 y S2, un vistazo de cerca a esta peculiar pareja HoneyComb

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres