La guerra sin cuartel entre Samsung y Apple nos trae hoy un nuevo capítulo, esta vez con el Galaxy Tab 10.1 como protagonista indiscutible. La compañía surcoreana se ha visto obligada a echar el freno en las ventas y la publicidad de su esperada tableta en tierras australianas, al menos hasta que reciba un permiso judicial expreso que la autorice a volver a comercializarla o se termine resolviendo la demanda. Según parece, más allá de la orden australiana, la casa manzanera querría acabar vetando también el recorrido del cacharro "galáctico" en más países, aunque todavía no se ha especificado cuáles. Todo ello ocurre en el marco de un acuerdo firmado por ambas compañías en el que Samsung se compromete a mostrar a los de Cupertino varias muestras de cualquier producto que se disponga a lanzar una semana antes de su llegada a los escaparates. No obstante, en caso de que Apple pierda esta pugna por infracción de patentes, tendría que indemnizar a Sammy por los daños causados con una cifra aún por determinar.

15 COMENTARIOS

Samsung Galaxy Tab 10.1 detiene sus ventas en Australia por la demanda de Apple
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)