Skip to Content

AOL Tech

Xiaomi Phone pasa por las manos de Engadget (bis); así es su sistema de doble partición

Hace apenas unos días, una pequeña compañía pequinesa llamada Xiaomi saltó a la palestra para enseñar a las grandes cómo se hacen las cosas. Con sólo 250 empleados, esta forma se las ha ingeniado para llamar la atención de todo el mundo con su Xiaomi Phone, un terminal de aspecto robusto y dotado de unas especificaciones que deberían dejar a cualquiera con las rodillas flojeando: procesador dual core a 1,5 GHz, 1 GB de RAM, 4 GB de ROM, pantalla de 4 pulgadas, GPS y GLONASS (por si te vas de visita a la Madre Rusia) y una batería de 1.900 mAh para que no te dure dos encendidos por el equivalente a 310 dólares/217 euros al cambio. Como para que más de un competidor local (y extranjero) empiece a replantearse la vida.

El caso es la oficina de Engadget en China ha tenido ocasión de reunirse de nuevo con la gente de Xiaomi para aclarar algunos aspectos del teléfono que no quedaron del todo nítidos en el momento de la presentación. Xiaomi, que tal vez te suene por su creación de la súper-ROM Android MIUI, resulta que repartió unidades con un firmware beta muy antiguo durante la presentación del producto, y por un fallo de relaciones públicas, se dio a entender que era el software definitivo o casi. Ese no es el caso. Durante la visita de Engadget a las oficinas de Xiaomi, la compañía mostró la última versión de su sistema operativo, detallando en particular una de sus características más peculiares: la doble partición.


Este peculiar sistema permite tener dos builds de MIUI distintas en el mismo teléfono (pero cuidado, sólo MIUI y con avances graduales, nada de saltar de 2.x a 3.x), compartiendo entre ambas las aplicaciones instaladas, los calendarios, los contactos, etcéteras. Esto convierte al Xiaomi Phone en la herramienta perfecta de hackers y manitas, que podrán disfrutar de un terminal con el que trastear todo lo que quieran sin miedo a destrozarlo. Si por un caso una de las builds se corrompe, basta con saltar a la otra y reparar el desaguisado. Es más, incluso puedes usar el teléfono con normalidad mientras instalas una nueva build en la otra partición. Según uno de los ingenieros de Xiaomi, esta función podría integrarse en cualquier dispositivo compatible con MIUI, pero eso dependerá de si el fabricante así lo desea, dado que necesitarían tener acceso al hardware.

Próximamente tendremos más información e impresiones de este impresionante teléfono, pero hasta entonces, te dejamos con una galería de las oficinas de Xiaomi y un nuevo vídeo demostrativo.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL