Tras la buena acogida del Transformer y su dock con teclado por parte del público, ASUS vuelve a la carga una vez más con otro tablet multifunción, el Eee Pad Slider. Ya desde aquellos primeros esbozos en tiza con los que lo conocimos, el Slider logró despertar nuestra curiosidad gracias a la inclusión de un arma secreta: un teclado físico oculto bajo su pantalla. Al igual que su hermano mayor, su carta de presentación promete regalarnos divertidas sesiones de juegos y cine en alta definición a través de su panel IPS de 10,1 pulgadas y su procesador Tegra 2, pero también echarnos una mano cuando las cosas se pongan serias y necesitemos teclear a la velocidad de la luz.

Ahora, coincidiendo con su llegada a los escaparates españoles, hemos querido aprovechar para sentarlo en nuestro banco de pruebas para conocerlo un poco mejor y contarte cuáles son sus principales ventajas, pero también aquellos posibles inconvenientes que puedan surgir por el camino. ¿Deseando enterarte de todos sus entresijos y algún que otro secretillo más? Pues ya tardas en ponerte cómodo y asomarte a curiosear después del salto. ¡Todo tuyo!
Galería | 69 Fotos

ASUS Eee Pad Slider, análisis



Primer vistazo en vídeo


[Película - Elephants Dream: The open source movie, CC 2.0]



Hardware

Ya comentamos durante nuestro análisis del Eee Pad Transformer que la nueva familia de tabletas de ASUS era señal inequívoca de cómo el mercado tecnológico cambia y se recicla constantemente. Habiendo pasado ya por el segmento netbook y tablet, la opción más lógica para la casa era la de combinar lo mejor de ambos mundos y tratar de crear un producto mucho más completo y acorde a las necesidades actuales. El Eee Pad Slider nace así dispuesto a sacar partido a su pantalla táctil, pero también cuenta con un teclado físico para escribir a gran velocidad cuando la ocasión lo requiera.

Una de las primeras cosas que nos sorprendió del Slider nada más extraerlo de su caja es su tamaño, unos generosos 273 x 180 x 17,7 mm que, evidentemente, inciden en que a su paso por la balanza alcance unos 960 gramos. Estas cifras contrastan con la tónica general del momento de que cuanto más delgado y ligero sea un gadget, mejor; sin embargo, teniendo en cuenta que en estas medidas se encuentra ya incluido su teclado físico, el resultado no nos resulta tan escandaloso ni desalentador. Como es natural, esos gramos y milímetros de más empiezan a notarse cuando ya llevamos cierto rato sosteniendo el dispositivo, pero nos ha acabado pareciendo tan satisfactorio el uso de su teclado que, hasta cierto punto, hemos logrado pasar por alto estas molestias -es innegable que ASUS ha realizado un estupendo trabajo de diseño con él.

Como ya ha quedado patente en el repaso en vídeo que te dejábamos unos párrafos atrás, otro de los puntos clave del Eee Pad Slider es su surtido de puertos y conectores. Comenzando por el lateral izquierdo nos encontramos con la ranura para tarjetas microSD, el botón de reinicio, el control de volumen y la tecla de encendido/bloqueo de la pantalla; justo en el extremo opuesto se concentran su USB 2.0 a tamaño completo (muy útil a la hora de conectar un pendrive o incluso un ratón) y la toma para auriculares de 3,5 mm. Finalmente, la tableta reserva su zona superior para enchufar primero el cable propietario de 40 pines de la casa para la carga o sincronización de datos, y segundo, su HDMI; mientras que en la parte posterior se aloja su cámara principal de 5 megapíxeles y una serie de topes de goma para mejorar su estabilidad en la mesa, asegurarse de que el dispositivo no resbale y, de paso, no arañar su superficie cuando se encuentre apoyado.


En la cara frontal la protagonista indiscutible es su pantalla de 10,1 pulgadas con tecnología IPS que sigue ofreciendo resultados tan satisfactorios como en el modelo Transformer: buena visibilidad en condiciones de gran iluminación, amplio ángulo de visión de hasta 178º (lo que lo transforman en una unidad muy cómoda a la hora de mostrar contenidos a varios espectadores) y colores vivos en la mayoría de los casos, aunque sí se puede apreciar que estos clarean levemente cuando observamos su superficie desde un lateral. La resolución del panel también vuelve a repetirse, así como el marco de cristal negro de unos 2 cm que rodea su superficie -y sirve de asiento a su cámara de 1,2 megapíxeles para videoconferencias- o la capa Gorilla Glass que promete ahorrarnos algún arañazo innecesario.

El diseño del conjunto vuelve a confiar en un aspecto compacto, dividiendo en dos su parte trasera con detalles metálicos y en marrón chocolate, una decisión que le otorga una apariencia resistente a la par de elegante. Un aspecto que no nos termina de convencer es el mecanismo de apertura del teclado, más bien por poco intuitivo que por resistente. En nuestro primer encuentro con el Slider hemos de confesar que hubo un ligero "rifirrafe" con su sistema de despliegue del teclado ya lo más natural portando el nombre de Slider habría sido que su bandeja inferior "se deslizara", pero nada más lejos de la realidad: el truco consiste en levantar la pantalla sin miedo por la pestaña que sobresale en su parte más alta. Acto seguido, sus resistentes bisagras entran en juego para descubrir (de manera algo brusca, eso sí) su teclado y mantener el panel en un ángulo fijo que no probablemente no satisfaga a todos los usuarios a la hora de trabajar con él. Si pretendes escribir con el Slider apoyado sobre una mesa a buena altura, es posible que no tengas demasiados problemas; sin embargo las dificultades aparecen cuando decides apoyarlo sobre las piernas ya que tendrás que acomodar tu espalda y riñones a su ángulo de apertura, cuando habría resultado mucho más fácil adaptar la pantalla a nuestra propia comodidad.

El timón del barco recae en la siempre ágil plataforma Tegra 2, aunque en esta ocasión, es la versión 3.1 del sistema operativo de Google la encargada de guiarnos por sus menús, garantizando una respuesta infinitamente mejor que la ofertada por el software del Transformer antes de ser actualizado a esta misma versión. A continuación te dejamos con su lista de especificaciones al completo en el siguiente cuadro, para que puedas tener a vista de pájaro sus características más señaladas.




ASUS Eee Pad Slider
Pantalla LCD con IPS, 10,1"
Resolución 1.280 x 800
Sistema operativo Android 3.1 "Honeycomb"
(actualizable a 3.2)
Procesador NVIDIA Tegra 2 (T250)
RAM LP DDR2 1 GB
Almacenamiento 16/32 GB
Expansión microSD de hasta 32 GB
Conectividad 802.11 b/g/n, Mini-HDMI,
Bluetooth 2.1+EDR
GPS
Giroscopio
Gorilla Glass
Cámara Frontal 1,2 MPX / Trasera 5 MPX
Batería 9,5 horas
25 Wh (Polímeros de Litio)
Dimensiones 273 x 180 x 17,7 mm
Peso 960 gramos
Característica especial Teclado deslizante



Teclado

Sin lugar a dudas, el punto más característico de este equipo, pero ¿cómo se siente en el día a día el teclado deslizante del Slider? Tal y como puedes comprobar en la captura superior, la compañía ha logrado aprovechar al máximo el espacio que tenía disponible, consiguiendo insertar cinco filas de teclas tipo chiclet de buen tamaño y una separación adecuada entre ellas, reservando además la porción correspondiente a las teclas androides por antonomasia –home, atrás y menú-, así como la tecla de función.

A la hora de ganar cierta velocidad escribiendo, es de agradecer el escaso recorrido de cada botón, aunque sí que nos habría gustado que las teclas hubieran sido algo menos duras de pulsar. Aquí encontramos otro punto conflictivo, puesto que el material utilizado para la fabricación de la cuadrícula sobre la que se asientan sus teclas es un plástico un tanto endeble que se va hundiendo al pulsar con más brío de la cuenta.

Una vez pasadas largas sesiones frente al equipo –entre otras cosas redactando parte de este texto-, no hemos podido evitar echar de menos la presencia de un pequeño trackpad para no tener que levantar las muñecas del mismo cada vez que queremos hacer un par de clics rápidos en su pantalla táctil (suerte que la compañía ha tenido a bien añadir un puerto USB al que poder conectar nuestro ratón en caso de apuro). Además, como ya te contamos en el apartado anterior, por el bien de nuestra columna habríamos preferido que la pantalla y el teclado tuvieran al menos un par de posiciones para que el ángulo no fuera tan forzado.

No vamos a negar que la inclusión de un teclado físico incide en el peso y el grosor del dispositivo, pero creemos que ASUS ha logrado encontrar con su Slider un equilibro digno de elogio. Una vez que te acostumbras al mecanismo de apertura (por desgracia nada intuitivo), el teclado del Slider puede ser una herramienta muy útil a la hora de tomar datos de manera puntual, pero también durante periodos algo más prolongados; eso sí, deberás echarle algo de paciencia -y horas de uso- hasta dar con la medida justa de presión. A pesar de todos los inconvenientes antes mencionados, la sensación general es positiva ya que la experiencia de escribir en un teclado físico gana en este caso a la que ofrece el virtual.



Cámara

Como ya hemos comentado en el apartado de hardware, el Eee Pad Slider carga a su espalda una cámara de 5 megapíxeles, mientras que en su frontal se asienta una cámara de apoyo con 1,2 megapíxeles para videoconferencias. El resultado de las capturas realizadas con la cámara principal es bastante digno, consiguiendo colores naturales y una definición dentro de lo aceptable. Dada la ausencia de flash, suponemos que no hace falta entrar en detalles de qué ocurre en situaciones de poca iluminación. No está de más recordar que nos encontramos ante un dispositivo de 10,1 pulgadas y 960 gramos de peso, con lo que ello conlleva a la hora de realizar varias fotografías seguidas o grabar un vídeo.

Una vez más, ASUS ha optado por no complicarse demasiado en el apartado de software, confiando en la aplicación original de Android y sin añadir ningún aliciente extra que pueda aprovecharse mucho mejor de sus prestaciones. En esta ocasión, el dispositivo funciona con la versión 3.1 de Honeycomb y, a la hora de gestionar y grabar vídeos, la diferencia con el Transformer (que trabajaba con 3.0 cuando cayó en nuestras manos hace unos meses) es abismal. Como ya ocurriera con su hermano con teclado extraíble, gracias al salto de versión, el dispositivo logra sacar todo el partido posible a su hardware, sin cuelgues ni retrasos preocupantes. Como es natural, sus 5 megapíxeles no suponen una brecha importante en el mercado actual, pero logran aguantar el tipo de manera aceptable si tenemos la intención de dedicarla a una cámara de apoyo.

A continuación te dejamos con una selección de imágenes capturadas con la cámara principal del Slider para que puedas ver cómo se desenvuelve en varias situaciones de luminosidad, capturando tanto fotos como vídeos.
Galería | 38 Fotos

ASUS Eee Pad Slider, imágenes de prueba









Software

No se puede decir que ASUS haya dotado a su familia de tablets de cambios sustanciales a nivel de software con respecto a la versión original de Android. Entre los pocos rasgos diferenciadores del resto de tabletas androides del mercado se incluyen los conocidos fondos de pantalla del árbol o el cubito de hielo. El primero de ellos se ha convertido prácticamente en seña de identidad de los tablets de ASUS desde su presentación y una vez más vuelve a fundirse con el widget del tiempo hasta lograr simpáticos efectos. El segundo tampoco se queda demasiado atrás, consistiendo en una especie de panel en movimiento que muestra el nivel de batería restante en función de lo alto o lo bajo que se sitúe un cubito de hielo (eso sí, por suerte, en esta ocasión responde algo mejor a los giros e inclinaciones que le propongamos). Entre la selección de widgets de la casa tampoco hay grandes sorpresas, encontrándonos con un cliente básico de correo, información meteorológica, un reloj y una ventana interactiva llamada MyZine que aglutina en un único vistazo las notificaciones de todas ellas.

Gracias al potente corazón Tegra 2 del Slider, el sistema operativo de Google en su versión 3.1 (Honeycomb) se ejecuta de manera ágil y sin tropiezos dignos de mención. Las aplicaciones cargan rápidamente y es posible moverse entre varias con soltura –una auténtica delicia, especialmente a la hora de alternar entre juegos o revisar varios segmentos de una película en alta definición. A nivel de contenidos propios de la casa nos encontramos con los mismos servicios de siempre: un gestor de contenidos muy útil sobre todo a la hora de trasladar archivos a un pendrive aprovechando el puerto USB del tablet y un cliente DLNA llamado MyNet. En caso de que los 16 ó 32 GB de almacenamiento con los que se ofrece el Slider se te empiecen a quedar algo cortos, la compañía ha optado también por añadir la aplicación MyCloud, que ofrece un año de acceso gratis a WebStorage, el servicio de almacenamiento en la nube de la firma. Para finalizar, ya que este dispositivo cuenta con un teclado físico y una marcada vocación empresarial o estudiantil, no podía quedarse en el tintero Polaris Office, que permite crear y editar documentos de texto, hojas de cálculo y presentaciones de manera sencilla.
Galería | 43 Fotos

ASUS Eee Pad Slider, capturas de pantalla




Para ayudarnos a clasificar un poco mejor el potencial del Eee Pad Slider, no podíamos dejar de someterlo a las pruebas de benchmark de rigor, que podrás seguir tanto en el cuadro que te tienes a continuación como en el vídeo de inmediatamente después.


Pase 1
Pase 2
Pase 3
Media
Linpack (singlethread) 27,397
MFLOPS
30,134
MFLOPS
30,363
MFLOPS
29,298
MFLOPS
Linpack (multithread) 56,905
MFLOPS
57,881
MFLOPS
55,337
MFLOPS
56,707
MFLOPS
Quadrant 1.579 1.798 1.637 1.671
NenaMark1 43,6 fps 44,1 fps 44,8 fps 44,1 fps




Del mismo modo, te dejamos la siguiente tabla comparativa para que puedas echar un vistazo a los resultados cosechados por otros dispositivos que han pasado recientemente por el laboratorio engadgetero. Sabemos que la comparación no es de todo equitativa, pues no todos parten de la misma casilla de salida (procesador, gráficos, resolución, etc.) pero al menos podrás hacerte una mejor idea de qué tal rinde este Eee Pad Slider.



Samsung Galaxy Tab 10.1* Motorola Xoom* Eee Pad Transformer ASUS Eee Pad Slider
Linpack (singlethread) 35,033 36,011
MFLOPS
41,959
MFLOPS
29,298
MFLOPS
Linpack (multithread) --- 53,51
MFLOPS
--- 56,707
MFLOPS
Quadrant 2.131 2.336 2.159 1.671
NenaMark1 --- 38,45 fps 42,15 fps 44,1 fps

* Datos de benchmark proporcionados por Anandtech y Android Community.



Batería y disponibilidad

Al igual que como ya hiciera con su hermano Transformer, ASUS asegura que el Slider disfruta de una autonomía de entre 9,5 y 8 horas, gracias al uso de una batería de 25 Wh. Sin embargo, como es natural, estas cifras van muy en función del trote que precisemos dar al equipo.

Con un uso medio intenso esta marca se ha visto reducida a unas algo más escuetas 5 horas, aunque a su favor diremos que durante este periodo no le hemos dado apenas un respiro: grabación y visualización de vídeos en alta definición, brillo de la pantalla al máximo, reproducción de audio a buen volumen mientras trastocábamos su configuración e instalábamos más programas, juegos más o menos exigentes, etc. En este caso, es posible que el usuario sí que echara en falta el valor añadido que supone el dock con batería adicional del Eee Pad Transformer, un empujoncito que le podía haber ayudado a alcanzar la jornada completa, pero tendremos que conformarnos con bajar un poco el nivel de exigencias para lograrlo.

Con una rutina mucho más moderada y rozando casi el abandono (pantalla con intensidad baja, revisión y redacción de unos cuantos e-mails, navegación breve o actualizaciones puntuales en nuestras redes sociales), el resultado ha logrado estirarse a casi una semana.

Tras una lista de retrasos mucho más larga de lo que nos habría gustado, ASUS ha podido por fin sentar al Eee Pad Slider en los escaparates españoles hace escasos unos días, contando la versión de 32 GB con un precio oficial de 499 euros. A su vez, el modelo de 16 GB se ha podido ver en la división portuguesa de The Phone House por 479 euros (sin subvención de las operadoras).



Conclusión

Como ya hemos ido describiendo a lo largo de todo el análisis, la idea de ASUS de convertir al Slider en una especie de netvertible autosuficiente nos ha parecido de lo más interesante. Puede que su tamaño y peso con respecto a otros dispositivos tabletoides del mercado actual puedan jugarle una mala pasada, pero tras varios días de prueba hemos podido constatar que la compañía ha logrado alcanzar un buen equilibrio entre diseño y software: materiales robustos y agilidad suficiente, con el valor añadido que supone el maleable sistema operativo de Google.

En líneas generales el Eee Pad Slider se nos antoja un paso intermedio entre un tablet convencional y un portátil, que resulta capaz de dar la talla a nivel de entretenimiento y comunicaciones -eso sí, seguimos sin perdonarle la ausencia de 3G para trasladar esta misma experiencia fuera los confines de nuestro WiFi y, tal vez una interfaz para diferenciarlo del resto de la marabunta actual y sacar algo de más partido a su potencial. Por supuesto la elección de hacerse con uno o no, va muy en función de las necesidades personales de cada usuario, que deberá valorar si su hábil teclado le van a suponer una razón de peso suficiente como para sacrificarse con esos milímetros de más.

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

9 Comentarios

Filtrar por:
hube

Si lo hacen mas delgado + Tegra 3 Kal El + arranque dual Android Ice Cream - Windows 8 ARM van a vender como churros.

21/09/2011 5:36 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
3 Respuestas al comentario de hube
Plutoesgay

Estos encargados de la nomenclatura de los productos ASUS crean mucha confusión, cuando no es un código es un Eee y hay tantos que no sabes cual es mejor.

21/09/2011 11:39 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
hctr_79

Vaya asus si que me sorprende pense que tendria que ligarme a samsung para tener un cacharro asi aunque el diseño me agrado mas esta de asus no le pide nada y ademas con so android me convence mas

21/09/2011 10:49 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
Miguel Ángel

Ojala pudieran hacer algo igual de finito que el Air de Apple pero con esa manera de sacar el teclado y táctil cómo habéis mostrado, si hubiera sido tan finito como el Air hubieran triunfado, aunque creo que van a triunfar de todas formas porque me gusta bastante (aunque no lo compraré, esperaré al Windows 8...)

21/09/2011 7:35 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
1 Respuesta al comentario de Miguel Ángel
IvánD3

Como primer modelo no esta mal, esta claro que lo irán puliendo con el tiempo hasta alcazar ese grado de "finura", por decirlo de algún modo

21/09/2011 7:58 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
juan

Pero los 960 gramos casi ya un kilo es muy pesado y no podria ser muy util para transladarlo de un lugar a otro... pero el software no esta tan mal

21/09/2011 6:24 AM Reportar abuso rate up rate down Responder