Skip to Content

AOL Tech

Freemium: ¿Teclado físico o virtual?

En Freemium, José Mendiola opina sobre la situación actual del mundo de la tecnología

"Un teclado físico parece la solución lógica, pero limita mucho". Steve Jobs expone su filosofía al equipo de desarrollo del iPhone. Este tipo de teclado quedaba definitivamente vetado. Aquella decisión obligó a los ingenieros de Apple a proponer soluciones para la entrada de texto en el móvil y dotar al iPhone de un teclado virtual que a la postre arrastraría a toda la industria. El móvil de los de Cupertino consolidaría un método de entrada de datos que se ha hecho fuerte en la telefonía móvil y se ha convertido en hegemónico. Sin embargo, no todo el mercado ha aceptado fácilmente esta innovación y permanece un considerable grupo de usuarios que se resiste al cambio y sigue apostando por el teclado físico como opción de escritura.

Las ventajas derivadas del uso de uno u otro teclado son evidentes: el virtual desaparece cuando no hay una entrada de datos y permite disfrutar de toda la pantalla para la reproducción de vídeos o juegos. Esta es posiblemente una de sus principales bazas: la pantalla puede abarcar la totalidad del chasis, ofreciendo una experiencia de uso mucho más atractiva desde el punto de vista del ocio y la multimedia. El teclado virtual permite además el uso de varios idiomas integrados en el propio sistema, lo que desde la perspectiva del fabricante supone un ahorro de costos considerable al adaptar las especificaciones de cada mercado únicamente mediante versiones de software.

El físico facilita una escritura más certera a la hora de presionar las teclas, aunque no todo el mundo comparte este extremo y los que defienden los teclados en pantalla aseguran que pueden alcanzar elevadas velocidades de escritura con mucha precisión. Depende mucho de la habilidad y costumbre de cada usuario a la hora de hacerse con este tipo de teclado. Porque sí, estamos hablando de hábitos y arraigos de cada uno. Existe un núcleo duro de usuarios de los smartphones con teclado físico que se resiste al cambio, y esta circunstancia es bien conocida por RIM y sus BlackBerry. Este nicho de mercado considera un activo sentir el tacto de las teclas al escribir y la certitud de la pulsación frente a la sensación plana que ofrecen las pantallas táctiles.

Teclado físico frente al virtual en dos BlackBerry


Mencionábamos a RIM, y es que es precisamente este fabricante uno de los que ha vivido en carne propia con más intensidad la evolución del mercado. Las célebres BlackBerry acapararon en su día las ventas de smartphones con una fórmula, teclado más pantalla, que les catapultó al éxito y que les mantuvo como referencia durante un largo tiempo. Sin embargo, el mercado evolucionó y RIM no quiso perder la oportunidad de dar cobertura a unos usuarios que cada vez demandaban con mayor intensidad los teclados virtuales. Los de Waterloo cuentan ya con varios terminales que dan satisfacción a estos usuarios, pero siguen centrando el grueso de su negocio en los smartphones con teclado físico o bien proponiendo soluciones híbridas con teclados físicos deslizantes.

Apple consolidó el teclado virtual como hegemónico, pero una tecnología creada por un desarrollador, lo mejoró. El texto predictivo era sin duda uno de los avances que lograron convencer a muchos de los usuarios que 'aterrizaban' en los teclados virtuales. La escritura era notablemente más rápida pero requería de un aprendizaje y acostumbrarse a la tozudez del corrector que siempre se empeña en corregirnos algunas palabras en contra de nuestra voluntad. Decíamos que un desarrollador encontró un resquicio para mejorar el método de escritura y en efecto, así fue: Swype creó un particular método basado en deslizar el dedo sobre el teclado virtual, alcanzando velocidades de unas 50 palabras por minuto (de hecho, el récord mundial de entrada de texto en teclados virtuales lo ostenta un Samsung Omnia II empleando dicha tecnología).


Escritura Swype frente a teclado del iPhone


¿Y qué cabe esperar del futuro? No hay buenas noticias para los fans del teclado físico: un estudio llevado a cabo por la consultora Juniper Research ha revelado que el 72% de los smartphones vendidos en el período comprendido entre agosto de 2010 y agosto de 2011, eran terminales sin teclado físico. Y todo apunta a que el reducto en el que resisten los smartphones con este tipo de teclado será cada vez más estrecho. Parece evidente que siempre habrá un mercado, cada vez más reducido, para los teclados físicos y que el dominio será apabullante para los virtuales, que serán mejorados en un futuro inmediato. ComputerWorld augura que estas mejoras pasarán por incorporar sensaciones a la escritura, superando incluso lo que puede ofrecer ya la tecnología háptica. ¿Puede, en términos generales, afirmarse que un tipo de teclado es superior al otro? Es más fácil responder a esa pregunta concluyendo con que un teclado es la evolución del otro, y muchos usuarios no han asimilado el cambio.

[Más información: ComputerWorld, BusinessInsider, Samsung, ITPro, Vision2Mobile]

En Freemium se comparte la opinión personal del autor. Engadget no se responsabiliza ni supervisa los puntos de vista vertidos en estos artículos

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 2)



Galerías destacadas



Noticias AOL