No es la primera vez que Intel tiene que hacer frente a la fuga de documentos clasificados como secretos antes de tiempo y hoy tenemos ante nosotros un nuevo caso digno de los mejores espías. Como bien deja entrever el cuadro que tienes sobre estas líneas, la compañía tiene clarísimo que 2012 será el año de Ivy Bridge, aunque por desgracia, parece que no podremos hincar el diente a los flamantes chips hasta bien entrado el segundo trimestre del año. Esto no quiere decir que la plataforma Sandy Bridge vaya a desaparecer de nuestras vidas inmediatamente, sino que irá cediendo paulatinamente parte de los flashes a las nuevas generaciones. El sonado salto de la casa de 32 a 22 nm permitirá al fabricante exprimir el rendimiento energético de sus procesadores hasta un 19 por ciento más, haciendo además posible una mejora en sus gráficos integrados y consiguiendo -en palabras de la propia Intel-, que dichos chips sean hasta un 60 % más rápidos que sus hermanos mayores. Dado que el esperado chipset utiliza transistores Tri-Gate, se podrá instalar en una placa base que sea compatible con Sandy Bridge, sin que tengas que realizar mucho más esfuerzo que el de actualizar algunos valores en la BIOS y, por supuesto, esperar pacientemente su llegada dentro de unos cuantos meses.

[Vía Anandtech]

Ivy Bridge comenzará su andadura durante el segundo trimestre de 2012

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres