Las peleas judiciales entre Apple y Samsung a lo largo y ancho del mundo continúan, en este caso con una victoria a favor de la compañía coreana. La Corte Suprema australiana ha denegado la petición de Apple con la que la firma de Cupertino quería bloquear la venta de los tablets de Samsung en la gran isla de Oceanía. Los detalles sobre la decisión son muy escasos, y de hecho no tenemos conocimiento sobre la lógica usada por los jueces para llegar a esta decisión. De todas maneras, a Samsung la razón seguramente le importa menos que saber que estas Navidades los consumidores australianos podrán disfrutar de sus tablets sin tener que importarlas desde el extranjero.

La justicia australiana deniega la petición de Apple; Samsung podrá vender sus tablets