Ya te contamos a primeros del mes pasado que Motorola había conseguido una primera orden judicial que podría paralizar las ventas en Alemania de cualquier dispositivo móvil de Apple que infrinja alguna de sus patentes; pues resulta que la maquinaria para hacerlo realidad sigue en movimiento. La Corte Regional de Mannheim se ha ratificado esta misma mañana en la decisión de ejecutar dicha orden contra Apple Sales International (la rama comercial con sede en Irlanda de la casa, que se dedica a la distribución de equipos en toda Europa), otorgándole un carácter "preliminar". En caso de que necesites refrescar la memoria ante el batiburrillo legal en el que nos encontramos, recuerda que la patente afectada corresponde a la número 1010336 (B1), que hace referencia a la tecnología necesaria para realizar "una cuenta atrás durante una transferencia de archivos vía ondas de radio originada en dispositivos móviles"; eso sí, aunque dicha patente está en vigor a nivel europeo, no está de más hacer hincapié en que únicamente afectaría a las ventas en Alemania.

Según indica Foss Patents, dicho requerimiento afecta al iPhone en sus variables 3G, 3GS y 4, al iPad 3G y al iPad 2 3G (ojo, el iPhone 4S también utiliza el mismo procedimiento pero queda de momento exento a haber sido lanzado después de que se interpusiera la denuncia). La resolución contempla que la casa de la manzana podría esquivar la orden si elimina de sus dispositivos aquellos elementos que infringen las patentes de Motorola Mobility, así como una cuantiosa sanción para subsanar los daños y perjuicios ocasionados a Moto. No obstante, lo más probable es que los de Cupertino acaben apelando ante el Tribunal Superior Regional de Karlsruhe para ganar algo más de tiempo, así que ya sabes, vete buscando un generoso cubo de palomitas porque la historia promete.

12 COMENTARIOS

Motorola consigue ahora una orden preliminar para frenar la venta de cualquier dispositivo Apple en Alemania
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)