Esta no es solamente una placa base más para chipsets X79, sino un conjunto de integrados fabricado con los overclockers muy en mente. La Big Bang-XPower II de MSI incluye soporte para tecnologías NVIDIA SLI de cuatro tarjetas y AMD CrossFire, además de conectividad PCIe 3.0, ocho ranuras para RAM DDR3 y conectores de alimentación adicionales.

Para satisfacer las necesidades térmicas de los overclockers esta placa monta componentes "de calidad militar", así como los sistemas Direct OC (que permite cambiar la frecuencia del procesador con tan solo tocar un botón) y CeaseFire (para apagar tarjetas de video con un interruptor), además de opciones para leer el voltaje directamente del procesador principal, la memoria o el chipset. Simplemente, una placa base que se quedará grande para el 99,9% del público. Pero el resto, seguro que la disfruta.

[Vía Inquirer]

MSI lanza la placa base Big Bang-XPower II con dedicatoria para los overclockers