Hace algunas horas nos hacíamos eco de los disturbios que se han producido hoy ante la flagship store de Apple en Sanlitun (China) durante el que iba a ser el estreno comercial del iPhone 4S y ya tenemos sobre la mesa las primeras repercusiones del incidente. En caso de que hayas pasado una buena parte del día desconectado del mundanal ruido, te ponemos en antecedentes: un nutrido grupo de personas se había concentrado a las puertas de la tienda a pesar de las bajas temperaturas con la idea de hacerse con el codiciado smartphone para luego enterarse de que el local no iba a abrir. Los ánimos no tardaron en calentarse tras largas horas de espera y, según indican varios medios, también la reacción también se magnificó al encontrarse por medio bastantes revendedores que pretendían hacerse con los equipos para luego sacar tajada. En la refriega se lanzaron huevos a la fachada del establecimiento e incluso tuvo que intervenir la policía.

Ante semejante panorama, la empresa ha declarado que la decisión de no abrir el local radicaba en la gran aglomeración de público y que con ella pretendía asegurar la seguridad de sus clientes y empleados. Todo ello ocurría mientras en otras sucursales de la casa, la jornada transcurría con normalidad, hasta el punto de que la multinacional ha llegado a colgar el cartel de "agotado" en todo el país. Para terminar de rematar la jugada, la compañía de Cupertino ha anunciado que raíz de los hechos suspenderá las ventas del 4S en sus comercios de Pekín y Shanghái "de manera temporal"; aunque los clientes que así lo deseen, podrán hacerse con él mediante su web o a través de distribuidores autorizados como China Unicom.

Leer - New York Times
Leer - BBC News

20 COMENTARIOS

Apple paraliza temporalmente la venta del iPhone 4S en China
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)