Hemos perdido ya la cuenta del número de veces que los sistemas de realidad virtual han intentado en vano colarse en nuestros hogares. Desde que el término fuera acuñado en los años 80, un buen número de firmas grandes y pequeñas han tratado de comercializar sistemas de gafas pantalla (con o sin guantes de datos) de escaso éxito, y hasta Nintendo experimentó el fracaso en sus carnes con la antigua Virtual Boy, ahora convertida en objeto de deseo para coleccionistas. Casi tres décadas de fracasos en el ámbito doméstico no han detenido sin embargo a Sensics, una firma estadounidense dedicada a la producción de equipos de realidad virtual de carácter profesional que cree que por fin el mercado está abierto a este tipo de dispositivos.

En el CES 2012 Sensics ha mostrado el Natalia, un avanzado casco de realidad virtual que si bien no tiene todavía precio, debería estar al alcance de los consumidores. Así como los equipos profesionales cuestan un dineral (más de 23.000 el más barato), Natalia utilizaría asequibles componentes como los encontrados en cualquier teléfono móvil moderno, reduciendo los costes de producción. Un ejemplo de ello sería su anónimo procesador a 1,2 GHz, así como el uso de Android 4.0 como sistema operativo. El apartado visual se resuelve con dos pantallas OLED 1.280x1.024, y en la parte delantera del casco hay instalados varios sensores para reconocer gestos y objetos. Podemos señalar por último que Natalia ha sido pensado como dispositivo de entretenimiento independiente, pero gracias a sus conexiones WiFi y Bluetooth podría asociarse con ordenadores, tablets y teléfonos móviles.

Hasta aquí suena bien, pero... ¿qué tal funciona?, te estarás preguntando. Pues mejor de lo que esperábamos.

Galería | 9 Fotos

Sensics Natalia en el CES 2012


Aunque es cierto que el prototipo es realmente pesado (algo que Sensics espera solucionar cuando sea un producto comercial), el diseño de Natalia hace que encaje sorprendentemente bien en la cabeza; mucho mejor que otros sistemas de realidad virtual anteriores. También es bastante aceptable la calidad de construcción, y no podemos ignorar el detalle de que puede ser utilizado por personas con gafas (tan sólo esperamos que los visores tengan una cubierta de goma en el modelo final para evitar el exceso de roce contra las lentes). De todas formas su característica más notable es su elevada velocidad de respuesta. Numerosos sistemas de realidad virtual "baratos" tenían el problema de que el software reaccionaba con una lentitud exasperante a los movimientos del usuario, pero eso no es algo que suceda con Natalia.

En la demo en primera persona utilizada por Sensics, protagonizada por un robot sin mejor pasatiempo que destruir los edificios de una ciudad, la cámara seguía con naturalidad los movimientos de la cabeza, y aunque las armas se tienen que activar por ahora usando los botones de un joypad, más adelante sería posible interactuar con el software únicamente movimiento las manos delante de las cámaras del casco, de forma que podrías lanzar un gancho a tus enemigos virtuales y el juego lo reflejaría en tiempo real.

En el lado negativo, el rendimiento de la demo en sí misma era muy desigual, con ralentizaciones a tutiplén y unos gráficos bastante mediocres. Esto nos recuerda uno de los grandes problemas que tenían los antiguos sistemas domésticos de realidad virtual: la calidad del software era muy baja. Sensics deberá por tanto esforzarse para atraer desarrolladores competentes, porque por ahora solo sabemos que varias firmas han mostrado su interés en Natalia.

Por ahora Sensics no ha querido proporcionar información sobre precios o fechas de lanzamiento, aunque podría estar a la venta a finales de este mismo año.




Nota aclaratoria: Aunque en el vídeo se dice que posee una pantalla y dos visores, en realidad posee dos paneles OLED.



Sí, nosotros hicimos el panoli igual de bien que este señor.

Guerreamos con Sensics Natalia, el casco de realidad virtual con Android 4.0 - CES 2012