No todo son felicitaciones y palmaditas de la espalda cuando toca sacar cuentas a fin de mes en Silicon Valley. A pesar de que la industria no deja de crecer, AMD ha anunciado que durante los últimos tres meses de 2011 sus ventas fueron más bajas de lo esperado, lo que resultó en unas pérdidas netas de 177 millones de dólares sobre unos ingresos de sólo 1.690 millones. Para empeorar las cosas, ZDNet menciona que AMD espera que sus ingresos sigan descendiendo durante los primeros de 2012, si bien aún hay motivos para la esperanza.

El rayo de luz del último informe trimestral de AMD se encuentra en la venta de APUs, de las que consiguió mover 30 millones de unidades. La plataforma de bajo consumo Brazos ha resultado ser determinante, y así como las ventas de laptops parecen estar respondiendo bien, Rory Read, CEO de AMD, también se muestra satisfecho con el creciente impulso de sus operaciones en el ámbito de los servidores. Según Read, 2012 se presenta como un año de "claras oportunidades y prioridades", así que veremos qué tal se desarrollan sus planes para aumentar la credibilidad de AMD como fabricante de procesadores para equipos personales.

AMD perdió 177 millones de dólares durante el último trimestre