Nokia continúa sin dar tregua a la tijera con su gran proceso de restructuración, en esta ocasión con el anuncio de otros 4.000 despidos en sus centros de Finlandia, Hungría y México. Según indica la cúpula directiva de la casa, el objetivo es poder plantar cara a su competidores de una manera mucho más directa y para ello trasladará una buena parte de sus operaciones a Asia. De este modo, el grueso del ensamblaje de su hardware quedará emplazado en las instalaciones que la casa ya tiene en Pekín (China) y Masan (Corea del Sur). No obstante, tan drásticas medidas no significa que la compañía pretenda cesar completamente la actividad de sus centros europeos, sino que estos pasarán a ocuparse en mayor medida del apartado de software, encargándose entre otras cosas de la adecuación de sus terminales para cumplir las exigencias regionales y de las operadoras de la zona. Además la empresa ha confirmado que la fábrica de Manaos -Brasil- no se verá afectada por dicha reorganización.

¿Será este el punto final del temible paquete de medidas con que Elop pretende poner a punto la compañía?

18 COMENTARIOS

Nokia anuncia otros 4.000 despidos y traslada parte del montaje de sus teléfonos a Asia
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)