Puede que del trío de terminales que ha presentado HTC en este Mobile World Congress 2012, la mayoría de las miradas se hayan acabado posando en el crecidito One X, pero su hermano pequeño el One S también propone una receta interesante que no podemos pasar por alto. En caso de que la memoria te esté jugando una mala pasada, recuerda que se trata de un equipo con panel Súper AMOLED con un tamaño de 4,3 pulgadas y resolución qHD; tras él se oculta un procesador S4 firmado por Qualcomm latiendo a 1,5 GHz para manejarse sin problemas por Ice Cream Sandwich y Sense 4.0.

Lo que más impacta al verlo en directo es el acabado de sus materiales: HTC sabía perfectamente que tenía que hacer bien los deberes si quería que este equipo destacara dentro de la marabunta heladera y vaya si lo ha conseguido. Por un lado tenemos su proceso patentado de para tratar el metal y del otro, la siempre apetecible baza de ser el modelo más delgado de la compañía con un grosor de 7,9 milímetros; gracias a estas dos cuestiones obtenemos un resultado digno de elogio.

Como ya te comentamos en nuestro vistazo al One X, esta unidad también cuenta con jugosas funciones para su cámara, como pueden ser una rapidísima respuesta y la posibilidad de captar vídeo y fotos al mismo tiempo. Sabemos que lo que realmente estás deseando es verlo en acción, así que no prolongaremos la agonía mucho más, sírvete sin miedo.
Galería | 17 Fotos

HTC One S cara a cara con nuestra cámara - MWC 2012



HTC One S pisa fuerte ante nuestra atenta mirada - MWC 2012 (¡con vídeo!)

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres