Después de un año de planes y negociaciones Philips finalmente consiguió deshacerse de su problemática división de televisiones, aprovechando los beneficios de una asociación "joint-venture" con la compañía hongkonesa TPV Technology. La nueva empresa, llamada TP Vision, será controlada por TPV Technology, que mantendrá un 70 por ciento del control de la compañía, mientras que Philips recibirá ganancias (de haberlas) y permitirá el uso de su reconocida marca.

El jefe de TP Vision, Maarten de Vries, dice que esperan ser uno de "los tres" fabricantes más importantes, y es que aunque estén empezando ahora mismo, ya tienen 3.300 empleados y varias plantas de fabricación procedentes de su antigua relación con Philips.

Este drástico cambio en un importante fabricante nos permitirá ser testigos de los beneficios de la competencia pura y dura. Deseamos lo mejor a TP Vision y no dudamos que la calidad y los precios terminarán beneficiándonos a los consumidores.

Philips transfiere su división de TV a una asociación con TPV Technology

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres