Skip to Content

AOL Tech

Nuevo iPad (2012), análisis a fondo

Nuevo iPad (2012), análisis a fondo
Podrá traer cambios radicales o sutiles y discretas mejoras, pero, sea como sea, un nuevo iPad siempre es motivo de debate. Es por eso que no podíamos faltar a nuestro deber y nos hemos sentado a descubrir con detenimiento qué tiene que ofrecernos la última propuesta táctil de Apple.

El nuevo iPad fue presentado el pasado 7 de marzo por Tim Cook, haciendo gala de nuevas cualidades que enseguida suscitaron la opinión pública sobre si el cambio era demasiado discreto o no. Mejoras en su calidad de pantalla, un procesador más potente y una cámara más solvente son las principales cualidades que ofrece este modelo cuyo nombre también ha traído desconcierto: atrás quedaban denominaciones barajadas como iPad HD o iPad 3; este es el nuevo iPad. Así, sin más.

Ahora llega el momento de sentarnos frente a él y dar nota al trabajo de los de Cupertino. ¿Merece la pena el nuevo iPad? La respuesta a esta y otras preguntas las tienes tras el salto. Comenzamos.

Galería: Nuevo iPad



Un vistazo en vídeo

[Edición por Carlos Martínez] / [Ver vídeo en YouTube]

Diseño

A primera vista el nuevo iPad parece (y es) bastante similar al iPad 2. Sus proporciones, acabado estético y curvatura parecen haber sido copiadas a imagen y semejanza de la segunda generación de la tablet. Sin embargo, sus confusas líneas traen consigo sutiles diferencias entre ambos dispositivos, encontrándonos con una nueva versión ligeramente más gruesa que suma algunos gramos de más al conjunto del dispositivo. No es en absoluto algo especialmente notable en el nuevo iPad, aunque si eres poseedor de un iPad es probable que notes la sutil diferencia.

Tal es así que, aunque no hemos podido corroborar semejante apreciación con un diseñador de Apple, nos atreveríamos a decir que el nuevo iPad redistribuye el peso además de forma diferente, contribuyendo así precisamente a que esos pocos gramos de más se hagan perceptibles en nuestras manos. De esta forma si sujetamos los dos modelos, uno con cada mano, notaremos como el nuevo iPad tiende muy ligeramente a ejercer más peso en su zona derecha, estando más equilibrada y repartida la carga en su hermano, el iPad 2. Por fortuna, no es algo especialmente evidente (añadiríamos que de bastante poca importancia además), y por supuesto pasará inadvertido para todo aquel que no esté familiarizado con la anterior versión de la tablet.


A la izquierda el nuevo iPad; a la derecha el iPad 2


El propio lateral que da paso a la espalda también presenta una leve diferencia. El nuevo iPad cuenta con una curvatura ligeramente más pronunciada en comparación con la del iPad 2, aunque esta desigualdad es tan pequeña que prácticamente es inapreciable a menos que compares de manera minuciosa ambos modelos, uno junto al otro.

Más allá del dibujo de su línea, volvemos a enfrentarnos a un exquisito equipo con pantalla de 9,7 pulgadas -protagonista indiscutible de este análisis-, un único botón físico frontal y la webcam, integrada en su zona superior. El resto de su cara está rodeada por un marco negro que mantiene el mismo ancho ya presente en los iPads 1 y 2.

Su parte trasera, reinada por el elegante cepillado metálico de su espalda, vuelve a mostrar el identificativo logo de la casa, el nombre del equipo y la capacidad de almacenamiento que ofrece -en este caso de 64 GB-, sin olvidarse de incluir una breve descripción de fabricación con sus símbolos de regulación y de dar espacio al altavoz. Si adquieres la opción del modelo con soporte 4G -como es el caso de la unidad de nuestro análisis- contarás además con una banda negra en su zona superior, lugar de emplazamiento de la antena de la tablet. En la esquina izquierda encontraremos además la cámara, uno de las prestaciones mejoradas en esta versión y a la que le dedicaremos unos párrafos más adelante, descuida.

Los controles de volumen y silenciado/rotación de pantalla continúan estando en la misma formación de la curva de la espalda -disfrutando de la misma comodidad de pulsación de la que siempre ha hecho gala-, al igual que la tecla de encendido/bloqueo y el conector de 3,5 mm, emplazados en la parte superior. Para finalizar esta breve descripción no debemos olvidar su zona inferior, con el conector propietario de 30 pines.


Hardware

Puede que a nivel de diseño el nuevo iPad se haya mantenido prácticamente invariable, pero a nivel de hardware la cosa cambia (y mucho en algunos aspectos). La tablet manzanera tiene latiendo en su interior el último procesador de los de Cupertino, un chip A5X dual-core diseñado a medida, que promete un alto rendimiento y un bajo consumo al tiempo que se conjuga con un procesador gráfico de cuatro núcleos.

¿Y cómo se traduce esta combinación en la práctica? Pues en equipo tremendamente fluido, que no titubea ni lo más mínimo y que se encuentra como pez en el agua en el arranque de aplicaciones, aunque habría que puntualizar algo, y que si eres ya dueño de un iPad 2, es probable que no notes gran diferencia de rendimiento frente a este nuevo iPad. Los de Apple ya hicieron un gran trabajo dando vida a la segunda generación de esta tablet, lo que inevitablemente provoca que superar ese buen listón se torne en una tarea realmente complicada. No con ello pensamos que sean incapaces de hacerlo en un futuro, pero está claro que en este caso el objetivo principal era otro bien distinto -léase, retina display-.

Dicha comodidad de uso también se pone en evidencia a la hora de jugar, gracias al empleo como indicábamos de un procesador gráfico de 4 núcleos. No es de extrañar que los fabricantes del mundo del videojuego estén con las uñas fuera; la experiencia de juego en este tipo de dispositivos es cada vez mejor y el nuevo iPad esa tendencia no iba a ser una excepción. Los juegos fluyen perfectamente en el equipo, que sabe sacar a relucir de nuevo las cualidades de su pantalla, ofreciendo gráficos realmente atractivos -ten en cuenta que los propios desarrolladores ya se han puesto las pilas y en la actualidad existen las primeras versiones renovadas de sus juegos adaptadas a la nueva pantalla-.

[Ver vídeo en YouTube]

No podemos cerrar el repaso por su hardware sin hacer mención a dos aspectos bastante comentados referentes al nuevo iPad. Por un lado su soporte 4G, uno de los grandes atractivos de este modelo y que sin embargo pocos pueden disfrutar. Las redes LTE aún se encuentran bastante vírgenes en muchas regiones -por no decir que son inexistentes en otras-, de manera que uno de los mayores reclamos que utiliza la casa con su nuevo iPad de cara al mercado estadounidense y canadiense, se convierte en el gran ausente en el resto de mercados.

Para mal de Apple, también ha sido protagonista de debate el inesperado calentamiento de su carcasa posterior. En nuestras pruebas es cierto que hemos notado un mayor calor de la espalda -comparándolo con el iPad 2 o el iPad 1-, muy especialmente cuando hemos tenido que tirar de su gráfica, por ejemplo jugando. Igualmente cabe decir que en ningún caso la sensación es "abrasadora" o incómoda al sostenerlo como han reportado algunos usuarios, pero es innegable que existe una diferencia de temperatura entre iPads anteriores y el nuevo iPad, y que dicho fenómeno también te será notable incluso si no vienes del uso previo del mencionado tablet de segunda generación.

Pantalla



Y llegamos al punto álgido de este análisis. La nueva pantalla del nuevo iPad se ha convertido por méritos propios en la cualidad más comentada y elogiada del dispositivo. Apple ha decidido otorgar a este equipo de un panel Retina de 9,7 pulgadas con retroiluminación LED y tecnología IPS -que es la que consigue que tenga tan buenos ángulos de visión-, ofreciendo al usuario una exquisita resolución de 2048 x 1536 y una densidad de 264 píxeles por pulgada.

Seguro que el nombre de Retina te suena: es el mismo tipo de pantalla que Apple emplea en su iPhone 4/4s, aunque en ese caso la densidad es aún mayor: 326 ppp. De todas formas esta diferencia de números es prácticamente imperceptible al ojo humano, de manera que la impresión que se obtiene al mirar el nuevo iPad es la de disfrutar de la misma definición y calidad de imagen que actualmente ofrece el terminal de la casa.

Esta espléndida pantalla completa su ficha de cualidades con soporte multitáctil y cubierta oleófuga antihuellas, consiguiendo en su conjunto tal vez el panel más increíble visto en una tablet hasta la fecha. Es innegable que la calidad de las pantallas AMOLED obtiene una nota bastante alta a la hora de ser calificada -en especial a la hora de hablar de viveza y contraste de imagen-, pero la definición tan exquisita que consigue la retina es difícil de igualar en estos momentos.

Las comparativas con pantallas entre el iPad 2 y el nuevo iPad han ocupado portadas de numerosas publicaciones y aquí no iba a ser una excepción. Eso sí, más allá del simple 'cara a cara' de píxeles e iconos -que podrás encontrar en la galería de imágenes que tienes un poco más abajo-, hemos querido mostrarte algún detalle adicional. Bajo estas líneas puedes ver una prueba de saturación de blancos en ambos paneles, correspondiendo la primera imagen -como su leyenda indica- al iPad 2 y la segunda al nuevo iPad. Tal y como podrás comprobar -puedes hacer clic en la imagen para verla más grande-, en la segunda generación del iPad los colores grises se aprecian hasta el valor 251; en la tablet más reciente, la saturación de blancos alcanza la puntuación de 253. Esto también pone en evidencia por tanto que los negros son más negros, otorgándonos por tanto imágenes con un mejor contraste.

A la izquierda el nuevo iPad; a la derecha el iPad 2

A la vista está por tanto que no estamos frente a una pantalla convencional. La Retina-display del nuevo iPad es sencillamente increíble, aunque no por eso está exenta de problemas. Precisamente este nuevo listón provoca que las aplicaciones no adaptadas a ella puedan quedar en evidencia, viéndose especialmente obligadas a ponerse las pilas de cara a lucirse en el escaparate que supone la pantalla de este iPad.


Cámara



Otra de las grandes mejoras que trae el nuevo iPad es su cámara iSight. Tras este iNombre se esconde un sensor de 5 megapíxeles con enfoque automático y capacidad de grabación a 1080p.

Respecto a su función para la captura de fotografías, ofrece la comodidad de poder enfocar un punto concreto tocando la pantalla (ya presente en el iPad 2), además de incluir detección facial y permitir el geoetiquetado. El resultado de sus imágenes es de buena calidad, encontrándonos con una interfaz que sigue siendo bastante simple y básica de manejar.

Lástima es que todavía no se hayan animado a incluir flash, una prestación adicional que sin duda aportaría un plus extra a esta nueva iSight. De todas formas su ausencia no impide que este sensor sea más luminoso, de manera que en condiciones de menos luz sí es cierto que conseguiremos imágenes más iluminadas que las obtenidas con el iPad 2. Eso sí, una cosa es "menos luz" y otra bien distinta 'poca luz', condición en la que la cámara del iPad resulta ser bastante limitada.

También la focal ha cambiado en este nuevo iPad, siendo más amplia ahora que en el iPad 2 -aquí tienes dos imágenes (con el nuevo iPad y el iPad 2, respectivamente) tomadas desde el mismo punto para que veas mejor a lo que nos referimos-.


Puedes ver unas cuantas imágenes más de ejemplo a continuación.


La grabación de vídeo también se ha visto mejorada frente a su sucesor, pudiendo ahora capturar imágenes a 1080p (30 fps). También en esta función podemos hacer uso de la geolocalización, además de venir con estabilizador de imagen.

Para que veas un ejemplo de qué tal se desenvuelve, te dejamos a continuación con un vídeo -recuerda cambiar la resolución a 1080p en las opciones de la ventana de YouTube-.



Evolución iPad 1, iPad 2 y nuevo iPad, ¿qué ha cambiado?



Las diferencias entre el iPad 1 y el 2 fueron bastante más evidentes que las presentes entre este último el nuevo iPad. Tanto si tienes la primera versión como la segunda, seguro que quieres echar un vistazo rápido a la siguiente tabla y ver así el "salto" que pegarías en función de la tablet de Apple que actualmente tengas. Todo tuyo.

iPad 1
iPad 2

iPad (2012)
Pantalla 9,7" (1.024 x 768) Tecnología IPS 9,7" (1.024 x 768) Tecnología IPS 9,7" (2048 x 1536) Tecnología IPS - Retina Display
Procesador Apple A4 a 1 GHz Apple A5 de doble núcleo (ARM Cortex A9) a 1 GHz Apple A5X de doble núcleo
RAM 256 MB 512 MB 1 GB
Gráficos PowerVR
SGX535
PowerVR SGX543MP2 Desconocido (Quad-core)
Cámara frontal No VGA (640 x 480) VGA (640 x 480)
Cámara trasera No Vídeo a 720p (30 fps) - Zoom 5x iSight (5 MP) con vídeo a 1080p - AF - retroiluminado
Almacenamiento 16 - 64 GB (Descatalogado) 16 GB 16, 32 ó 64 GB
Conectividad UMTS/HSDPA;GSM/ EDGE (versión WiFi+3G) UMTS/HSDPA/HSUPA;GSM/EDGE -- CDMA EV-DO Rev. A (versión WiFi+3G) 3G, HSPA+, DC-HSPA, 4G LTE
WiFi 802.11 a/b/g/n 802.11 a/b/g/n 802.11 a/b/g/n
Bluetooth 2.1 + EDR 2.1 + EDR 4.0
GPS Sí (WiFi+3G) Sí (WiFi+3G) Sí (WiFi+3G)
Acelerómetro Sí (3 ejes) Sí (3 ejes) Sí (3 ejes)
Giroscopio No Sí (3 ejes) Sí (3 ejes)
Puertos Dock 30 pines / 3,5 mm Dock 30 pines / 3,5 mm Dock 30 pines / 3,5 mm
Peso 680 g. (WiFi) / 730 g. (WiFi+3G) 601 g. (WiFi) / 613 g. (WiFi+3G) 652 g. (WiFi) / 662 g. (WiFi+3G)
Autonomía 10 horas de navegación por internet con Wi-Fi / 9 horas de navegación por internet por red 3G 10 horas de navegación por internet con Wi-Fi / 9 horas de navegación por internet por red 3G 10 horas de navegación por internet con Wi-Fi / 9 horas de navegación por internet por 4G
Tamaño 242,8 x 182,7 mm 241,2 x 185,7 mm 241,2 x 185,7 mm
Grosor 13,4 mm 8,8 mm 9,4 mm
Duración batería 9:33 10:26 9:52


Entorno y aplicaciones

No te vamos a descubrir un mundo nuevo hablándote de iOS. Creemos que a estas alturas está más que visto y su entorno es suficientemente conocido como para detenernos de nuevo en hablar de las obras y milagros de este sistema operativo. Esto no quita, sin embargo, que tengamos que fijar nuestra vista y atención en algunas nuevas aplicaciones que fueron lanzadas (o actualizadas) el día de presentación del nuevo iPad y que sin duda ayudan a sacar un mejor provecho de las cualidades de la tablet de la manzana.

Y es que durante la presentación de la tablet se anunció la actualización de algunas aplicaciones para iOS y así como el lanzamiento de nuevas apps que hasta ahora habían estado limitadas al uso de escritorio y que por fin daban el paso esperado a la experiencia táctil.

Entre ellas cabe destacar en primer lugar iPhoto, el famoso gestor de imágenes que ahora puede manejarse con increíble soltura (que no intuición, ahora hablaremos de ello, descuida) por la pantalla de la tablet. Gracias a él podrás editar imágenes, introducir efectos, crear álbumes o compartir imágenes a golpe de dedo, entre otras funcionalidades, facilitando así el manejo total de las fotos que captures o de las que almacenes en la propia tablet. Teniendo en cuenta además que Apple ha decidido reforzar su cámara con mejores prestaciones y disfrutamos de una pantalla que es una gozada mirar, esta aplicación no podría venir, a nuestro parecer, en mejor momento para sacarle el mayor jugo posible.

Lo que tal vez no nos convenza tanto sea a la hora de aprender a movernos por ella. Es cierto que viene con una útil guía visual de usuario para saber para qué sirve cada icono, pero tal vez de primeras su manejo no sea tan fácil y cueste un poco hacerse con las opciones, maneras de editar, guardar, volver al estado original, etc... Insistimos es cuestión de pasar un tiempo con la aplicación y conocerla, pero nuestra primera impresión era que su uso sería más sencillo de lo que nos resultó finalmente.


Garageband tampoco se queda atrás en cuando a aplicaciones interesantes. Esta app musical permite, como sabes, componer canciones con el empleo de varios instrumentos diferentes, posibilitando además la sincronización de varios iPads (hasta tres) para montar 'Jams', auténticos conciertos-guateques allí donde te encuentres. La nueva app trae consigo mejoras importantes para los que gusten de esta solución, con la integración de iCloud, el editor de notas para ajustar mejor las grabaciones, la posibilidad de compartir directamente las composiciones en redes sociales o el uso de Smart Strings, las 'cuerdas inteligentes' que permiten ahora el uso de instrumentos de ese tipo.

Debemos confesarte que no somos precisamente descendientes de Beethoven pero eso no ha impedido que nos lo pasemos como enanos jugando y componiendo con Garageband. La variedad de instrumentos y la comodidad a la hora de manejar todo mediante el toque de nuestros dedos son sin duda dos grandes potenciales en esta aplicación, que no por estar ahora dirigida al iPad escatima en recursos y opciones variadas de cara al usuario.

Fallo garrafal, a nuestro parecer, es sin embargo que estas aplicaciones no vengan "de serie" en la propia tablet -como sí ocurre en los equipos de escritorio-, obligando al usuario a desembolsar 4,99 dólares por cada una de ellas. Tal vez Garageband sea algo más "accesoria", pero iPhoto cuenta con el potencial y cualidades propias para sentirse que debería de venir precargada en el iPad para su uso.

Aprovechamos este apartado también para quejarnos sobre la falta de soporte por parte de Apple para el reconocimiento de voz en español. Como en su día te anunciamos, el nuevo iPad trae consigo un sistema de detección de la voz basado en Siri (aunque no igual que éste) bastante atractivo, que , sin embargo, no está disponible en nuestro idioma. Ese desazón de contar con un nuevo iPad algo "descafeinado" -tanto por la falta de esta características como por la imposibilidad de usar su potente LTE- será una sensación que reinará en la compra del dispositivo hasta que los de Cupertino decidan ponerle solución.


Batería


La familia Engadget cuenta con una amplia base de datos sobre pruebas de batería realizadas a numerosas tablets del mercado. Con el nuevo iPad no queríamos perder la oportunidad de enfrentar los datos obtenidos en una tabla comparativa, de manera que te dejamos a continuación una relación de modelos y horas de duración calculados en base a un test común aplicado a todos los dispositivos mostrados. La prueba consiste en la reproducción continua de vídeos con el brillo de pantalla al 50% y las conexiones de 3G y WiFi activadas.

Como podrás ver, el nuevo iPad se queda en las pruebas realizadas en unas buenas 9:52 horas, autonomía bastante cercana a la prometida por la casa de la manzana durante su lanzamiento.


Modelo de tablet Duración de batería
Nuevo iPad (2012) 9:52
Samsung Galaxy Tab 7.7 12:01
ASUS Eee Pad Transformer Prime 10:17
Samsung Galaxy Tab 10.1 9:55
Motorola Xoom 2 8:57
HP TouchPad 8:33
Motorola Xoom 8:20
Acer Iconia Tab A200 8:16
Archos 101 7:20
Archos 80 G9 7:06
RIM BlackBerry PlayBook 7:01
Acer Iconia Tab A500 6:55
Samsung Galaxy Tab 6:09
Acer Iconia Tab A100 4:54


Conclusión



Y es hora de enfrentarse a la pregunta que lanzábamos en la introducción de este análisis: ¿Merece la pena el nuevo iPad? Indudablemente sí, pero con matices, claro. Si nunca has tenido una tablet o vienes del iPad 1, las cualidades presentes en el nuevo iPad son más que suficientes para justificar y recomendar su compra. Tenemos ante nosotros un producto sólido, muy potente y con la, creemos, mejor pantalla del mercado tablet en la actualidad. Tampoco el sistema operativo se queda atrás, con un entorno agradable y fácil de usar, que si bien puede tacharse de cerrado -no negaremos lo evidente- ofrece al usuario normal las prestaciones suficientes y necesarias para disfrutar plenamente de este tipo de aparatos, tan en alza en nuestros días.

La cosa sin embargo cambia si vienes del iPad 2. En caso de que seas poseedor de la versión que Apple lanzó el año pasado, tu criterio debe regirse básicamente por dos cuestiones: la necesidad de una cámara mejor y la importancia que le des al salto cualitativo de su pantalla. Es indudable -a la vista están los ejemplos- que el sensor de 5 megapíxeles del nuevo iPad supone un paso hacia adelante respecto al iPad 2, ofreciendo imágenes de mejor definición, más luminosidad (a pesar de su flaqueo en escenarios oscuros) y con soporte para grabación de vídeo a 1080p.

El cambio de pantalla también supone una diferencia sustancial. Tal vez en este caso el término "necesidad" no sea el mejor para justificar la compra, pero si eres un sibarita de la imagen, esta es tu alternativa, sin lugar a dudas. La definición y calidad de la Retina display llega a tal punto en estos momento que, sinceramente, nos cuesta imaginar qué será lo próximo que traiga un futuro iPad para sorprendernos en este terreno. Y lo escribimos sin que nos tiemble el pulso.

El rendimiento es prácticamente el mismo y la duración de su batería igual. A nivel gráfico es verdad que disfrutamos de una experiencia de juego realmente satisfactoria, aunque puede que aquí la diferencia sea algo menos evidente que la que se pone de manifiesto a la hora de hablar de la cámara o la citada pantalla. Son por tanto factores menos sobresalientes entre las novedades aportadas con el nuevo iPad.

El cambio es "leve" y las diferencias sobre el papel pueden parecer poco importantes, pero evidentemente la percepción es bien distinta cuando tienes el nuevo iPad en tu mano. Tal vez la sensación que mejor resuma este 'sí pero no' sea el hecho de que probablemente cuando te enfrentes a él lo quieras aunque no lo necesites. ¿Es suficiente dicha motivación para su adquisición? Eso ya queda a juicio tuyo (y de tu cartera, claro).



[Jose Mendiola colaboró en la realización de este análisis]

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 2)



Galerías destacadas



Noticias AOL