Atmel XSense nos hace soñar con pantallas táctiles curvadas y libres de todo marco
Aunque puede que no te suene de mucho, Atmel es una compañía con una larga trayectoria en la fabricación de componentes para dar vida a otros equipos, especialmente en el terreno de las pantallas táctiles, destacando en su currículum más reciente haber llegado a colocar su tecnología en juguetes como el Galaxy Note o el Galaxy Tab. Pues bien, la casa está empeñada en que la conozcamos un poco mejor en el futuro y para lograrlo está desarrollando un sensor táctil a partir de una película ultra fina y flexible que al parecer podría curvarse sin temor a que pierda sus propiedades. El invento ha sido bautizado como XSense y, en palabras de sus creadores, propiciará la llegada de todo tipo de equipos táctiles -desde teléfonos y tablets, hasta relojes y cafeteras- que no precisen marcos, ya que sus bordes se podrían incluso llegar a estirar hasta los laterales del equipo; de hecho si te fijas, en la imagen que ilustra este artículo, el perfil de uno de los gadgets acoge el sistema de desbloqueo, el control de volumen y un acceso directo al menú de configuración. Podrás conocer un poco más a fondo la propuesta en el vídeo de después del salto, aunque te adelantamos desde ya que no dan respuesta a cuánto de cómodo puede llegar a ser tener un teléfono arqueado en el bolsillo.


Atmel XSense nos hace soñar con pantallas táctiles curvadas y libres de todo marco

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres