Tras meses de rumores alrededor de la posibilidad de que Panasonic se decidiera a llevar sus teléfonos más allá de las fronteras asiáticas, ya tenemos en nuestra mesa de análisis al primero de ellos: el ELUGA. Dicha unidad nos dejó con muy buenas sensaciones en nuestra primera toma de contacto en el MWC, pero ahora llega por fin el momento de comprobar con más detenimiento de todo cuanto es capaz de procesador de doble núcleo a 1 GHz, qué tal se las apaña su tentadora pantalla OLED de 4,3 pulgadas y, por supuesto, cuánto de útil pueden resultarnos sus dotes de nadador.

¿Dispuesto a descubrir hasta el último rincón de elegante terminal para, de paso, despejar la incógnita de si este estudiante de intercambio logrará hacerse un hueco permanente en el disputado terreno androide? Pues sólo tienes que sumergirte con nosotros tras el salto para averiguarlo.
Galería | 33 Fotos

Panasonic ELUGA, análisis



Diseño


[Vídeo en YouTube]


Una de las primeras cosas que nos llamó la atención cuando posamos por primera vez la vista sobre el ELUGA allá por el pasado Mobile World Congress fue su exquisito diseño: cortes limpios, aspecto minimalista y una delgadez digna de elogio para un terminal tan bien surtido. Una vez superado el ajetreo de la feria, esta sensación mejora aún más si cabe en nuestra mesa de trabajo. La unidad se caracteriza por incorporar bordes rectos de acabado brillante en sus zonas superior e inferior y redondeados en sus laterales, contando con un escueto perfil de tan sólo 7,8 mm de grosor en su parte más robusta. Para la construcción de su carcasa, Panasonic ha confiado en un plástico de aspecto mate y ligeramente áspero al tacto, que sin embargo no incide en nuestra percepción de que se trata de un equipo lo suficiente sólido como para resistir el trote diario de los más dejados, pero también cómodo de manejar (no en vano apenas sobrepasa los 100 gramos de peso).

Comenzamos nuestro recorrido por su perímetro deteniéndonos en la parte superior, donde tras un par de tapas protectoras (recuerda que nos se trata de un equipo resistente al agua) descubrimos el puerto microUSB para carga o extracción de datos y la ranura para la tarjeta microSIM, separados ambos por un conector de 3,5 mm para auriculares. A su derecha y sutilmente desplazados hacia su espalda se asientan la tecla de encendido o bloqueo de la pantalla y el control de volumen, una distribución que si hemos de utilizar únicamente con la mano derecha, radica en una postura incómoda que nos hace temer un desafortunado resbalón (¿será tal vez porque Panasonic ha querido tener un detalle con los zurdos?).

Por último, en el tramo inferior se coloca su micrófono, quedando desnudo su lateral izquierdo. Su reverso sirve únicamente de soporte para su cámara de 8 megapíxeles y punto de apoyo para las etiquetas NFC, ya que su batería de 1.150 mAh queda fuera de nuestro alcance. Concluimos nuestro paseo por el frontal, ocupado casi en su totalidad por su pantalla OLED de 4,3 pulgadas y el sitio justo para integrar un diminuto LED de notificaciones, sus sensores y un altavoz (la gran ausente en esta fiesta es por desgracia la cámara frontal). Finalmente, el lote se completa con el logo de la compañía y la clásica botonera táctil androide, que en este caso no es de tipo retroiluminada sino que dispone de tres puntos de luz bajo los accesos directos.

Tras una carta de presentación tan cuidada y estudiada al detalle, no podíamos dejar de echar un vistazo al resto de sus componentes, recopilados en la siguiente tabla para que puedas repasarlos con mucho más detalle:


Sistema Operativo Android 2.3.5
"Gingerbread"
*Nota: Actualizable a 4.0
a partir de junio 2012
Interfaz Panasonic
Pantalla OLED
4,3 pulgadas
Resolución panel 960 x 540 píxeles
(256 ppp)
Procesador Texas Instruments
doble núcleo
1 GHz
Memoria RAM 1 GB
Almacenamiento 8 GB
Red GSM 850/900/1800/1900
HSDPA 900/2100
Conectividad NFC, Bluetooth 2.1+EDR, WiFi 802.11 b/g/n, DLNA, micro-USB 2.0
GPS Sí, con A-GPS
Cámara principal 8 MP (3264 x 2248) con autofocus, zoom digital y geolocalización
pero sin flash
Grabación de vídeo 720p (H.263/H.264) con estabilizador de imagen, compatible con MPEG4 y DivX
Cámara secundaria NO
Sensores Acelerómetro
Luz ambiente
Giroscopio
NFC
Batería 1.150 mAh (integrada)
Medidas 123 x 62 x 7,8 mm
Peso 103 gramos
Cualidad especial Resistente al agua
(Cert. IP57)
MicroSIM
Contenidos estuche Cable microUSB, adaptador corriente, auriculares, tarjeta NFC, manual de instrucciones




Pantalla

A estas alturas de la película no te estamos descubriendo precisamente la pólvora si hablamos de la trayectoria de Panasonic en el desarrollo de pantallas y en este sentido el ELUGA no decepciona en absoluto. Se trata de un panel con tecnología OLED de 4,3 pulgadas y resolución qHD (960 x 540), que luce estupendamente bajo la luz directa del sol. Su respuesta a nuestras peticiones es adecuada -siempre y cuando su procesador esté dispuesto a colaborar sin atascarse.

El conjunto es capaz de mostrar 16 millones de colores con una buena saturación sin que el ángulo de visión los desluzca demasiado. No obstante, esta unidad no está exenta de un pequeño tropiezo, y es que al tratarse de un display de naturaleza PenTile, los blancos no acaban de ser totalmente realistas e incluso podemos observar que los bordes del texto o los iconos son algo toscos.



Como todo buen teléfono asiático, este juguete no podía dejar atrás los chapoteos, presumiendo de contar con la certificación de seguridad IP57, siendo capaz de resistir en el agua hasta 30 minutos a un metro de profundidad. Eso sí, antes de que empieces a fantasear con posibles aplicaciones para esta simpática función es preciso señalar que su pantalla no responde al tacto cuando se encuentra sumergido; sin ir más lejos cualquier gota que se pose sobre él va a intentar interactuar con el panel, dificultando notablemente su manejo.



Rendimiento y autonomía

Para esta primera incursión en el mercado móvil europeo, Panasonic se ha decantado por un procesador Texas Instruments OMAP de doble núcleo a 1 GHz acompañado de 1 GB de RAM. Dicho tándem tiene músculo suficiente como para llevar a cabo las tareas más habituales que podamos requerir en nuestro smartphone, pero por desgracia queda deslucido por los datos que están cosechando terminales de gama algo superior que se nutren de lo último de Qualcomm o NVIDIA.

Nota: En cada uno de los siguientes epígrafes hemos resaltado con negrita la mejor puntuación del grupo, correspondiendo este dato en la mayoría de las situaciones al resultado con la puntuación más alta, salvo en el caso de SunSpider, donde al medir tiempo, el número más bajo supone la mejor marca.


HTC
One X
HTC
One S
Samsung Galaxy S II Sony
Xperia S
Panasonic ELUGA
Linpack st (MFLOPS) 51,84 98,84 48,74 50,046 39,58
Linpack mt (MFLOPS) 148,682 191,81 87,166 85,126 61,941
Quadrant 4.939 5.111 3.323 2.857 1.666
NenaMark1
(fps)
58,4 59,8 59,8 55,9 48,9
NenaMark2
(fps)
47,9 59,8 52,6 35,3 26,1
Neocore
(fps)
58,3 59,6 59,8 59,5 60,5
Antutu
10.582 7.096 5.835 --- 4808
Vellamo
1.644 2.399,6 --- --- 722
SunSpider 9.1 (ms) 1.762 1.627,1 3.473 2.653 4.548,2


El paso entre sus diferentes pantallas es casi siempre fluido, salvo algunas excepciones en las que su fondo de pantalla parece toser momentáneamente o nos aparece un mensaje "por favor espere" mientras carga alguna aplicación. A la hora de hacer zoom a dos dedos en su navegador también notamos que le cuesta un poco, pero de nuevo, nada que no hayamos visto antes en otros equipos de su misma gama o que dificulte en exceso su uso. El único detalle que nos parece más preocupante es que su pantalla se cuelgue inesperadamente, algo que ha ocurrido repetidas veces a lo largo de nuestros días de prueba, pese a estar ejecutando una versión tan madura como Gingerbread (2.3.5) del sistema operativo androide.

Como era de esperar, para poder disfrutar de una delgadez tan sorprendente se han tenido que hacer sacrificios a nivel de autonomía, montando el ELUGA una batería de 1.150 mAh. En la práctica esto se traduce en unas 5 horas de uso reproduciendo vídeo en bucle con el brillo a la mitad; mientras que si le damos un uso algo más moderado (un par de llamadas, grabación de algún vídeo aislado o un par de sesiones de navegación) la cifra mejora considerablemente, pero sigue sin llegar a completar la jornada completa de uso.



Sistema operativo e interfaz

Pese a ejecutar la archiconocida versión Gingerbread del sistema operativo de Google, este ELUGA logra salirse de la norma añadiendo algunas pinceladas de originalidad a la plataforma gracias a una interfaz propia. Bien es cierto que tal vez no tenga tanto bagaje como otras, pero sin duda aporta un toque personal y ligeramente diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. Para empezar su pantalla de desbloqueo muestra dos medias elipses para que podamos desbloquear la pantalla desplazándonos por una de ellas, la que más fácil nos resulte en función de con qué mano optemos por manejar el teléfono.

El menú de aplicaciones ha sido otro de los apartados retocados, dividiéndose en cuatro pestañas: "Preinstal.", "Descarg", "Actualiz" y "Casa". Somos conscientes de que en castellano casi todas las palabras suelen ser más largas que en inglés, pero no podemos evitar que la elección aleatoria del punto para acortar los términos o la traducción literal del inglés en el último caso nos sorprenda negativamente (eso por no mencionar que en el escritorio principal el texto de algunos iconos aparece cortado LINK!!). Por suerte, no todo es tan desolador, siendo capaz de mostrar etiquetas identificativas de que una aplicación acaba de instalarse, nutriéndose de una amplia colección de widgets o gestionando de manera adecuada la tan de moda compatibilidad con NFC.
Galería | 28 Fotos

Panasonic Eluga, software




La solución a estos contratiempos podría llegar dentro de muy poco, ya que la casa se ha cuidado de programar el salto a Android 4.0 Ice Cream Sandwich para este próximo mes de junio, así que la estaremos esperando con los brazos abiertos.



Cámara y multimedia

Justo en el apartado en el que pensábamos que el ELUGA iba a sacar más nota, es en el que más nos ha decepcionado, poniendo en práctica eso de que en casa del herrero... no vas a tener más remedio que comer con las manos. Puede que el sensor de 8 megapíxeles sea casi un estándar en estos momentos, pero su rendimiento algo detrás del de otros equipos que han caído últimamente en nuestras manos; si a eso le sumamos la falta de flash, la experiencia queda lejos de las altas expectativas que nos habíamos forjado.

Con esto no queremos decir que su captor no sea capaz de sacarnos de un apuro en un momento dado, pero sí que vemos conveniente ponerte sobre aviso de que en ocasiones (y de manera totalmente aleatoria), las imágenes se llenan de ruido aun cuando las condiciones no son demasiado malas. ¿La solución? Tan sencilla como volver a probar suerte una vez más sin variar ni un ápice los parámetros y puede que su sensor se muestre más dispuesto a colaborar.
Galería | 21 Fotos

Panasonic Eluga, fotos de prueba



Otro detalle que tampoco nos convence demasiado es la propia aplicación: dejando a un lado que se toma algunos segundos más de los que nos gustaría en reaccionar, no se encarga precisamente de hacer la vida más fácil al usuario. Por citar algunos ejemplos, no es capaz de guardar nuestras preferencias cada vez que salimos de la aplicación; pero es que además, una vez realizada la primera toma, no regresa a la casilla de salida por si queremos realizar otra más a no ser que seleccionemos su modo ráfaga (limitado, por cierto, a siete fotos).

El resto de opciones no distan demasiado de lo que nos podríamos encontrar en una compacta normalita. Entre sus principales atractivos nos encontramos con la posibilidad de jugar con el balance de blancos, ISO, brillo, varias escenas, modo panorámico, etc.; el problema es que no llegamos a saber si el fabricante pretende dar un aire retro a su interfaz o si es que realmente ha llegado a nosotros "a medio cocer", contrastando así con las atractivas y futuristas apuestas de sus competidores para este 2012.



[Vídeo en YouTube]

Por último pero no por ello menos importante, toca hacer mención a la grabación de vídeo a 720p: esta se caracteriza por mostrar los objetos con una buena definición, colores muy naturales y un autoenfoque relativamente rápido, claro que es preciso señalar que una vez que empiezas a grabar no tienes ningún tipo de control manual sobre dicha función.

En el apartado multimedia, la unidad se caracteriza por mostrar los vídeos con soltura y buena definición gracias a su desahogada resolución. Los principales inconvenientes son, no obstante, su escueto espacio (apenas unos 4 GB libres sin posibilidad de expansión mediante tarjetas de memoria) y que al contar con un único altavoz, el audio se distorsiona bastante si nos pasamos con el volumen.



Conclusión

Llega el momento de hacer balance tras estos días de prueba con el Panasonic ELUGA dL1 y la sensación generalizada es agridulce: Por un lado nos atrae muchísimo su exquisito diseño minimalista de delgadísimo corte, el buen hacer de su pantalla OLED frente a la acción directa del sol o la tranquilidad de que sea capaz de resistir a algún que otro chapuzón de corta duración. Sin embargo, el desempeño irregular de su procesador, su interfaz a medio cocer (a estas alturas nos parece imperdonable encontrarnos fallos tan evidentes en la localización de la traducción) o la falta de un flash para acompañar a su cámara o una cámara frontal para videoconferencias, le hacen perder varios enteros.

Si a eso le sumamos lo fuerte que vienen pisando los últimos integrantes de la familia Androide, con HTC y Samsung a la cabeza, así como un precio que ronda los 450-500 euros, mucho nos tememos que su vistosa apariencia no va a ser suficiente para la mayoría de posibles compradores. ¿La solución? Que su esperadísimo salto a Ice Cream Sandwich logre convertirse en el chute de vitaminas que tanto necesita para gestionar mejor su ficha técnica.

Panasonic ELUGA (dL1), análisis

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

3 Comentarios

Filtrar por:
Mariana

Adicionalmente a todos sus comentarios, el hecho que el telefono no cuenta con orificios de aireacion hace que se recaliente y a veces sale una leyenda diciendo "que se debe apagar por recalentamiento!" eso me parece increible para un telefono con esa tecnologia!

21/06/2012 8:23 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
elcuen

Qué pena, es un movil precioso...

30/05/2012 3:48 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
Bure

No creo que ha nadie le hubiese molestado que fuese un pelín más grueso a cambio de una mayor batería. Tampoco me gusta la cámara que sobresale ni el launcher.

29/05/2012 7:39 PM Reportar abuso rate up rate down Responder