No andábamos muy desencaminados cuando dijimos durante el pasado CES que las tecnologías de realidad aumentada tenían el potencial de dar comienzo a una nueva revolución en la electrónica de consumo. Aunque todavía han de demostrar su valía en el mercado, cada vez más fabricantes se animan a experimentar con gafas pantalla de todo tipo; Google ya tiene su Project Glass, hemos oído que Microsoft planea (o planeaba) algo parecido para Xbox 720, y ahora vemos que Sony también está interesada en este tipo de productos. Aunque con una identidad propia, según podemos ver en su solicitud de patente.

En lugar de estar diseñadas para funcionar con un único usuario, las gafas de realidad aumentada de Sony darían lo mejor de sí mismas en juegos de dos, dado que el diseño cuenta con un sistema de comunicación óptico para intercambiar datos con otras personas (o reproductores portátiles). El sistema, naturalmente, también permitiría recoger información usando códigos especiales en posters y productos para mostrar mensajes (justo lo que necesitábamos: banners Flash en la vida real) y además ofrecería compatibilidad con algún tipo de "biosensores" que utilizaría la "bioinformación" del usuario para interactuar con la imagen en pantalla.

Las posibilidades son casi inabarcables: ¿videojuegos que se ajustan según tu nivel de estés y cansancio? ¿aplicaciones deportivas y de entrenamiento asistido? Por ahora lo único que podemos hacer es dar rienda suelta a nuestra imaginación, igual que los propios diseñadores de Sony.

[Vía Patent Bolt]

Sony piensa en unas gafas de realidad aumentada con intercambio de información cara a cara y sensores biométricos