Todd Anthony Cofield era un empleado más de Amazon, que a buen seguro hubiera pasado desapercibido a los ojos del mundo de no haber sido por el asunto que te traemos hoy. Resulta que el aludido aprovechó los privilegios que le otorgaban ser empleado de la firma de Bezos para ir robando, entre los meses de abril y mayo, hasta 726 iPods y 49 portátiles HP. El empleado de Amazon falsificó documentos de transporte para hacer creer que los citados productos habían sido cargados en los camiones para su entrega cuando en realidad se los quedó. El polémico asunto está rodeado de muchas incógnitas puesto que cuesta creer que una sola persona se haya hecho con semejante 'botín' y por otro lado, no queda claro cómo logró sacarlo físicamente de la empresa superando todos los controles de seguridad.

El caso es que Cofield se hizo con material que sumaba la friolera de 160.000 dólares en el mercado (130.000 euros al cambio) y ahora recaerá sobre él todo el peso de la ley. Por el momento ha tenido que hacer frente a una fianza de 60.000 para no acabar con sus huesos entre rejas. Y es sólo el principio.

[Vía Mashable]

7 COMENTARIOS

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)