Skip to Content

AOL Tech

Freemium: Ouya, ese oscuro objeto de deseo

En Freemium, José Mendiola opina sobre la situación actual del mundo de la tecnología
Freemium: Ouya, ese oscuro objeto de deseo
Era un día más en el mundo del blogger. Las noticias de tecnología iban y venían y uno, café en mano, iba analizando con calma todo el contenido. Muchos dimes y diretes entre los grandes en los tribunales, algún que otro anuncio, pero por el momento, todo en calma. Sin embargo, algo cambió el rumbo de las cosas. No se trataba de un anuncio al uso ni de una rueda de prensa, sino de un grupo de emprendedores que había logrado llamar la atención de todo un mundo acostumbrado a los grandes lanzamientos. En esta ocasión, no fue ni Steve Ballmer ni Tim Cook los que acaparaban la atención de los medios, sino una pequeña start up que había conseguido destacar en un mercado sobresaturado de lanzamientos y nuevos reclamos.

Había nacido Ouya, una consola que en apenas 12 horas de su presentación había logrado cubrir sus aspiraciones de inversión para dar luz verde al proyecto. Porque estamos ante otro proyecto que está recibiendo su financiación mediante crowdsourcing y para ser más exactos, a través de Kickstarter. Uno no tiene muy claro cuál será el horizonte de un producto en tecnología y vaticinios de este calado son arriesgados, pero si nos atenemos a la realidad actual y al entusiasmo que ha despertado este nuevo proyecto, la cosa promete y no transcurrirá mucho tiempo antes de que podamos verlo contrastado en el mercado.

Es fácil dejarse llevar por el entusiasmo y creer que Ouya ha sido el fruto del azar y de la suerte de un grupo de amigos que de buenas a primeras se lanzaron a la aventura. Pero la realidad es diferente: este proyecto integra a auténticos números uno en lo suyo: el equipo lo lidera Julie Urhman, una veterana en la industria de las consolas que dirige a un equipo de figuras en el sector, como Yves Béhar, responsable del diseño del Jambox, y del que Urhman asegura que es "el mejor diseñador del mundo que no trabaja en Apple", también leyendas de los videojuegos como Jordan Mechner o uno de los cofundadores de Digg. Como podrás suponer, ante semejante plantel cabe esperar un producto que no pase desapercibido, y así ha sido.

Pero vamos a centrarnos en el protagonista, la auténtica estrella de todo esto. ¿Qué es Ouya? Es una consola que se conecta al ordenador monitor y que lleva en sus entrañas Android como plataforma, chip Tegra 3, 8 GB de almacenamiento interno, slot para tarjeta SD, puerto USB 2.0, WiFi, Bluetooth y un mando para gestionar todo el equipo. Si te fijas bien, esta simpática consola huye de la guerra de procesadores y potencia en la que se han embarcado los grandes, y propone un planteamiento mucho más cercano al usuario: una plataforma abierta en la que los desarrolladores podrán dar rienda suelta a su creatividad, pero también los usuarios podrán personalizarla sin límites ("los hackers son bienvenidos" reza en su argumentario).

Este espíritu abierto ha sorprendido y enamorado al mercado a partes iguales. Y no creas que se limita al ámbito del desarrollo o diseño: los promotores de Ouya, ante el arrebatador éxito de su proyecto, no han dudado en dirigirse de nuevo a la comunidad, en un ejercicio de sinceridad muy poco habitual, para en qué podían dedicar ese excedente de capital "de forma que podamos impresionaros". Que tomen nota los grandes. Todavía faltan muchos meses para que Ouya conozca los rigores del mercado, pero ya ha dado una lección a muchos, y se ha convertido, como por arte de magia, en ese oscuro objeto de deseo.

[Más información: USA Today, TIME y VentureBeat]


En Freemium se comparte la opinión personal del autor. Engadget no se responsabiliza ni supervisa los puntos de vista vertidos en estos artículos

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL